Nada detuvo la celebración de las ex ‘chivitas’

IBARRA.- Con sus mejores galas, alegría y nostalgia se reencontraron las estudiantes del Colegio Ibarra, que fueron parte de la promoción 1996, para celebrar a lo grande, al cumplirse los 25 años de haber culminado sus estudios de colegio.

Con todas las medidas de bioseguridad, la celebración inició con una ceremonia religiosa en acción de gracias, que se llevó a cabo en la iglesia de San Agustín.

Si bien es cierto, la pandemia ha dificultado la realización de eventos grandes, pero en esta ocasión, aquello no fue impedimento para que las “Chivitas” realicen su celebración por el aniversario número 25 de su graduación, en la que se cuidó cada detalle.

En las ofrendas que se entregaron en la Eucaristía, se encontraba un uniforme, aquel uniforme que con mucho orgullo vestían hace varios años las estudiantes del Colegio Ibarra.

Al finalizar la Eucaristía y como ha sido costumbre en la institución, las ex estudiantes se dirigieron a la las instalaciones de la misma, en donde tenían preparado un pequeño evento para la presentación de la placa, en la que quedarán escritos los nombres de todas las estudiantes que se graduaron en el año 1996.

Posterior a la presentación de la placa, Yadira Proaño, representante del equipo de organización, expresó a sus compañeras, “Les doy las gracias por haber venido, me enorgullece ser parte de esta promoción”.

Parte el evento también fue la entrega de reconocimientos a las estudiantes que han dejado huellas importantes en su paso por la institución. En primer lugar se entregó un botón a cada una de las estudiantes que fueron parte del grupo de bastoneras y que como ellas lo mencionaron, dejaron en alto el nombre de la institución.

Asimismo y coreando aquella barra que las distinguía cuando jugaba su colegio en los intercolegiales, entregaron un reconocimiento a las estudiantes que pertenecieron al equipo de básquet y del que también comentaron haber recibido muchas alegrías.

Finalmente y tras la entrega de algunos reconocimientos, entregaron un botón a Elsa Rea Mejía, quien trabajó como secretaria de la institución durante 40 años.

“Proyecté la imagen institucional y me da mucho gusto compartir con las ex alumnas del colegio, que cada año me invitan a esta celebración”, expresó “Elsita”, sobrenombre con el que la conocen las generaciones que tuvieron la oportunidad de compartir con ella.

En la celebración se encontraban graduadas de todas las especialidades y sin embargo, por motivo de la pandemia y diversas situaciones, no se encontraban todas.

A pesar de ello disfrutaron con euforia y entre gritos y barras, recordaron aquellos momentos emotivos de colegio que juntas compartieron.