Destinan espacio para 424

Ibarra. “Lo que queremos es que nos den solución”, decía una vendedora ambulante, mientras que, junto a decenas de comerciantes informales, protestaba primero en la calle Antonio Cordero, a dos cuadras del mercado Amazonas y, más adelante, se trasladaron a la Municipalidad de Ibarra. Llegaron hasta el parque Pedro Moncayo.

Reclamo. “No nos dejan vender, nos quitan las cosas. Nosotros somos comerciantes ambulantes, el malestar es que no nos dejan recorrer. Desde el lunes, planteó la Alcaldesa que no nos quiere ver en la calle…”, enfatizó una vendedora ambulante que prefirió no identificarse.

Quienes reclamaron, aseguran sentirse perjudicados al no poder trabajar pues tienen hijos estudiando y, además, afirman que su producto se está dañando.

“De eso vivimos y no nos pueden cambiar de la noche a la mañana…”, enfatizó otro comerciante.

Manifestantes. Los vendedores ambulantes que protestaron son de la los alrededores de la terminal terrestre y de los exteriores del mercado Amazonas.

Un grupo de dirigentes se reunió con el director de Gobernabilidad y Seguridad Ciudadana, Fabricio Reascos.

Carmen Rosa Calderón, una de las dirigentes, dijo que en la reunión trataron sobre el espacio en el que podrán laborar, sin problemas.

El espacio establecido es el parqueadero del mercado La Playa. “Por el momento estamos satisfechos con la respuesta, pero debemos socializar el tema”, precisó.

Agregó que no existirán asociaciones y que son 424 los vendedores que esperan ser parte del espacio.

Hoy se tiene previsto recorrer el lugar destinado para ellos. “La molestia es que no nos dejaron trabajar desde el lunes porque fue un pedido de Fabricio Reascos, quien dijo que nos dará la solución”.

“Estamos cansados de enfrentamientos”, manifestó la comerciante Mariana Chalá, quien cuenta con un puesto en el mercado, pero que apoyó a los informales que protestaron.

La organización, a través de la carnetización, será el siguiente paso para el tema conflictivo con los comerciantes ambulantes.