Despidió a su esposa desde la cárcel

p39f1IBARRA. Custodiado por tres guías penitenciarios Jaime Pavón Carlosama salió de la cárcel de Ibarra para despedirse de su esposa, María Marlene Morillo, quien murió de un cáncer de útero. El sujeto formaba parte de la lista de los más buscados de Imbabura.

 

HISTORIA. Hace tres años a María Marlene le diagnosticaron cáncer, desde entonces,  la mujer luchaba por su vida. En una entrevista anterior a Diario El Norte, ella reveló su temor por el futuro de sus cinco hijos, cuando muera.

Mientras relataba estos hechos Marlene se aferraba a un rosario que colgaba su cuello y tomaba la mano de sus hijos de 2, 5, 7,10 y 13 años, mientras sus lágrimas se derramaban por su rostro.
Ella aseguró que Jaime Pavón era quien mantenía el hogar, pero fue detenido por la Policía Judicial en agosto pasado por los siguientes delitos: violación, tenencia de drogas y asociación ilícita. De los dos primeros delitos,  fue declarado inocente por los jueces del los Tribunales Penales de Imbabura.

 

PROCESO. El martes pasado se tenía previsto la audiencia de juzgamiento en contra de Jaime Pavón por asociación ilícita pero la audiencia dio fallida. A este juicio Marlene no asistió, su estado de salud se complicó, la muerte le sorprendió a la media noche del jueves. Los familiares de Marlene aseguraron que se harán cargo de los cinco hijos menores de edad.
DESPEDIDA. A las 12:45 de ayer, familiares de María Marlene, llegaron hasta la cárcel de Ibarra para que Jaime Pavón la vea por última vez y le dé su último adiós.
El sujeto al salir de la cárcel miró el cuerpo de Marlene y aseguró que saldrá del centro carcelario y se hará cargo de los cinco menores de edad. La familia vive en San Cristóbal de Caranqui.