Despiden con honores a militar muerto en frontera

p45f1Una despedida bañada en lágrimas, honores, consignas militares y el agradecimiento de una patria por la cual, el teniente Diego Armando Maldonado Gómez perdió la vida combatiendo a grupos insurgentes el pasado miércoles. Ayer regresó a su tierra natal al interior de un ataúd para ser despedido por más de mil personas y cientos de sus compañeros.  

 Honor. “Si en el esfuerzo muero,  vengarme. Soy comando del Ecuador, la patria me entrega su glorioso e invicto pendón. Comando, la patria o la tumba. Es el rezo que el alma pronuncia y nosotros haremos cumplir. Paseamos invencibles, feroces cual leones, los bravos guerreros del Ecuador. Comando Recon”, fue uno de los varios lemas que los rostros pintados de comandos, con lágrimas en los ojos y voces de coraje, despidieron al militar fallecido en combate.

Multitud. Llegaron de todo el país, el teniente fallecido no los habría reconocido. Fueron más de mil personas las que acompañaron el féretro desde la Iglesia de Cayambe, hasta el cementerio.
Al inicio las calles se tornaron verdes. Eran los compañero militares, que hacían calle de honor a quien hoy se considera, “Hijo heroico de Cayambe”.
El color negro cobijo más de una cuadra, eran los familiares y amigos más cercanos al teniente Maldonado. Al final, fueron más de tres cuadras abarrotadas de personas que dieron el último adiós al jefe de la Unidad Recon, asesinado en manos de las FARC.
El capitán Jimmy Andrade Comandante del destacamento Recon, cuarta división, fue el encargado de entregar, la boina, sable y bandera del Ecuador a los familiares del teniente fallecido. La trompeta dio el paso a las salvas en honor a Diego Armando Maldonado Gómez, quien yacía en su ataúd, sobre el cual sus compañeros de unidad, amigos y familiares derramaron sus lágrimas.