“Despacito”, como dice la canción de Luis Fonsi ya van apareciendo los rostros de gente política que busca entrar de lleno a la lucha con miras a las elecciones de 2021. Es curioso cómo ciertos personajes, audaces en unos casos y con ciertas posibilidades en otros, buscan llegar hasta el pueblo, al que siempre lo nombran en sus discursos y al que casi siempre traicionan, para dar a conocer sus “propuestas”. En esta ocasión los líderes nacionales empiezan a moverse por las diferentes provincias buscando quien se ‘arriesga’ a sostener sus estructuras locales para en su momento sumar votos a los candidatos a las dignidades de Presidente y Vicepresidente de la República y a las curules de la Asamblea Nacional. El país vive momentos de incertidumbre por los problemas que, precisamente, son generados por la clase política nacional. De ahí que los ciudadanos deben analizar despacito, lo que se debe hacer para no volver a fallar.