Desorden publicitario

Con la construcción  de la denominada autovía “Ruta de Los Lagos”, se ha incrementado el problema  que tiene que ver con la colocación de vallas publicitarias, tanto del sector público como del privado.En un corto recorrido por la autopista Ibarra – Otavalo, se puede comprobar facilmente la disparidad de anuncios y vallas publicitarias que tratan de informar al turista y a la transportación en general, sobre los múltiples sitios de atracción turística que tiene el norte del país, pero lejos de lograr una eficiente orientación para los miles de ecuatorianos y extranjeros  que diariamente  visitan la región norte del Ecuador y el desorden se ha incrementado. Para corregir este problema, sería conveniente, por ejemplo, que los gobiernos provinciales en coordinación con los municipios y la concesionaria de las vías, dicten una ordenanza que reglamente el contenido y el sitio donde se puedan colocar las vallas de publicidad, especialmente del sector turístico. Además es importante que mediante este tipo de anuncios  se promocione los nombres de las poblaciones y comunidades campesinas y los productos que se elaboran.