Se desinstaló brazo mecánico a cambio de pedidos en Imantag

Un peaje se implementó desde el 13 de abril en el sector de Perafán, el mismo que provocó malestar en los moradores de Imantag.

La finalidad de aplicar este proceso de cobro en tiempos de cuarentena, fue tener ingresos para adquirir desinfectantes y a dar un mantenimiento a la vía.

Con un fondo comunitario los moradores gestionaron la compra de un brazo mecánico. La colaboración que debían dar los conductores de vehículos particulares era de 50 centavos y de cooperativas de camionetas, buses o taxis era de 25 centavos.

Sherman Tapia, presidente del Gobierno parroquial de Imantag, explicó que el brazo mecánico molestó a los comuneros. “Dando gracias a Dios la comunidad de Perafán levantó parcialmente el brazo mecánico y tranquilizó a todos los ciudadanos”, indicó.

De la misma forma, aseguró que por parte de la GAD Parroquial se comprometen hacer un rompe velocidades y se dotará de insumos para la desinfección.

Guido Perugachi, presidente de la comunidad de Perafán, señaló que la pandemia ha sido “fatal para las comunidades, no hemos tenido datos claros de lo que está pasando, principalmente en Cotacachi”.

Asimismo, agregó que al ser una vía principal se sintieron abandonados, “apenas inició la cuarentena solicitamos químicos y bombas para desinfectar, pero del municipio llegó a fines de mayo una bomba en comodato”, comentó. Mencionó además, que “acá venían carro de todos lados, estas cuestiones fueron duras”, manifestó.

Santiago Aragón, presidente de San Luis de la Carbonería, añadió que el brazo mecánico quedó en custodia del presidente de las 45 comunidades de Cotacachi, Alfonso Morales.