Desesperación estudiantil

david ruizDesesperación, angustia, impotencia, frustración y rabia, es lo que puede notarse en los jóvenes que desde hace cinco semanas esperan conocer los resultados del Examen Nacional para la Educación Superior (ENES). Unos ya conocen el puntaje que obtuvieron, otros, siguen angustiados sin saber dicho puntaje, y sin saber si podrán estudiar lo que ellos quieren y en donde ellos desean.

El acceder a un cupo en la carrera deseada está condicionado al puntaje fijado por determinados burócratas, y a la oferta de cupos de las universidades. Por ejemplo, si dos jóvenes tienen la misma vocación para ser médicos, y los dos alcanzaron el puntaje necesario, pero si hay un solo cupo, el que se queda afuera deberá tomar otra carrera, aunque la Medicina sea lo único que él quería estudiar… Un punto más o un punto menos, ahora deciden el futuro de los jóvenes.  A continuación, transcribimos textualmente las desesperadas expresiones de algunos jóvenes, tomadas de la cuenta de Facebook del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión: “Ya nada el examen pasad saque 850 y sta vez 760 y eso no m alcanza para nada m voy a lustrar botas… Me saque 706 y parece que la carrera que quiero y que hay en ciudad no admite.esa.cantidadque.coraje, que.se puede hacer si uno pierde un año completamente eso es.injusto… yo saque eso el año pasado y no consegui nada pero hubieron otros q ssacaron 765 y si lo hicieron Llaman a eso justicia?… por favor yo saque 856 puntos que puedo seguir y si puedo quedarme en mi ciudad a estudiar… No obtube los puntajes requeridos ahora, pero ase 2 enes atras si aprove y obtube cupo lo rechaze x lo complicado q se me hizo movilizarme..no se que aser, kiero ingresar a la universidad… Es verdad algunos tienen notas que no se merecen porque el día de la prueba los ayudaron no del td honestas son estas pruebas… en estas pruebas hay de todo; estudianes q merecidamente se sacan la nota y a alunios les ayudan ahi mismo hasta les dan llebnado los mismos profesores q ironia …”.
Alguien más, resignado a vender helados, pero con buen humor, expresó: “Bon Ice, allá te voy”.

 

David Ruiz Sevilla
davidruizsevilla@hotmail.com