Desempleo un sello distintivo de la pandemia

La tasa de desempleo del Ecuador de 13,3 % en junio es la más alta desde el 2007.  Los efectos de la pandemia por la Covid-19 no paran. En Imbabura de acuerdo a las cifras que maneja la Cámara de Comercio, hay alrededor de 4 mil desempleados.

Andrés Isch, ministro del Trabajo, reconoció que ese incremento del desempleo revela una “realidad dura”, aunque agregó que esos datos son consistentes con lo que ocurre en la región.

Con el anuncio del secretario de Estado, coincide Ramiro Aguilar, presidente de la Cámara de Comercio de Ibarra.

“El sector empresarial vive momentos difíciles. Hay que señalar que esto no solo afecta al empresario si no al sector empleo”, explicó.

Según las cifras que maneja Encuesta nacional de empleo, desempleo y subempleo de mayo y junio, el coronavirus ha golpeado fuerte el mercado laboral ecuatoriano. “Cuando una empresa cierra no lo hace solo en prejuicio del emprendedor sino que el perjuicio se extiende colateralmente a los trabajadores. El sector privado es el único que genera empleo”, puntualizó Aguilar.

El sector empresarios proponen reformar la legislación, acceso a mercados y facilidades de financiamiento, puntos que a decir de Aguilar son importantes para iniciar una verdadera reactivación no solo en Ibarra sino a escala nacional.

Desde el 2015, la tasa de empleo adecuado se hundió 29,2 puntos porcentuales hasta hoy día; mientras que el desempleo se disparó en 8,8 puntos. Al momento la desocupación impactó a 17 de cada 100 personas; en junio del año pasado la relación era de 6 desempleados por cada 100 habitantes.

Desempleado
“Llevó tres meses sin trabajo y veo muy complicado conseguir algo en lo que resta del año. Soy ingeniero en sistema y trabajaba en una empresa que tenía 25 personas, ahora solo quedaron cinco”, expresó Pablo Rojas, quien está dedicado al comercio informal entre Santo Domingo e Ibarra. Su historia se repite entre cientos de personas que perdieron su trabajo por la Covid-19.

Amargo feriado
Frustración colectiva y pérdidas en la provincia, fue lo que dejó el feriado que recién terminó en el país. El titular de la CCI, aseguró que el nivel de ocupación llegó al 4 por ciento.
“El desinterés y parsimonia de las autoridades se reflejó en la falta de concurrencia de turismo en Imbabura.”, explicó.