Desde ayer el claustro es público

altQUITO. Las puertas de estilo colonial del claustro de Santa Clara, en el centro de Quito, se abren al público por primera vez desde hace más de 400 años para mostrar tesoros patrimoniales en la exposición “El esplendor del Barroco Quiteño”, según datos de la Agencia EFE.

 Exposoción. La muestra reúne unas sesenta obras entre cuadros, esculturas, objetos rituales y pinturas murales procedentes de distintos museos y expuestas, a partir de ayer, por primera vez en un solo lugar en Quito.

Y se trata de un sitio de excepción: el claustro de un convento de clausura donde viven dieciocho monjas de entre 65 y 70 años, y que es una obra de arte.
“El ejército de los conquistadores españoles que llegó a Quito en 1534 no supo que al fundar esta ciudad, en el nombre de Dios y el rey, lo que hizo fue fundar la Escuela de Arte, y de un arte que ellos no conocían, pues el barroco, como estilo artístico, aún no se había inaugurado en Europa”, dijo a Efe Guido Díaz, coordinador de la exposición.
Explicó que en las obras se expresa un sincretismo cultural, pues como la mano de obra era fundamentalmente de indígenas, mestizos y negros, estos incluyeron en los cuadros de escenas religiosas diversos símbolos locales.

 La obra. En la obra “se funde y se esconde” la iconografía indígena dentro de la cristiana y por ser tan abundante pasó desapercibida, ya que “no (la) ve sino el ojo de quien la ha colocado y de quien se siente identificado”, dijo Díaz.