Desde 1955 el Señor de las Angustias protege al cantón sarance

Otavalo. La noche del último jueves, el vicealcalde del cantón, José Quimbo, entregó la ‘Renovación de Consagración’ por parte del Concejo Municipal del cantón Otavalo al Señor de las Angustias como patrono del cantón. El evento fue parte de la celebración religiosa y cultural que se lleva a cabo en varios puntos de la ciudad cada año.

Fiesta. En tres lugares se desarrolló la fiesta del Señor de las Angustias.

En el barrio Los Portales, se ejecutaron juegos tradicionales y en la noche juegos pirotécnicos, ‘vacas locas’, banda de pueblo y comida tradicional. Esas actividades fueron parte del homenaje a la sagrada imagen.

“Este ha sido un esfuerzo de todos los vecinos del barrio”, dijo David Andrade, presidente de ese sector, asegurando que para la fiesta de este año los moradores del barrio aportaron para las festividades.

Tradición. En el mercado 24 de Mayo la celebración de la víspera de la fiesta también incluyó juegos pirotécnicos. El presidente de la asociación 24 de Mayo, Washington Vela, mencionó que la organización de la fiesta fue posible gracias al apoyo de los priostes. “este año el gerente de la cooperativa urbana de transporte Imbaburapak y la Policía Nacional fueron los invitados especiales de la fiesta y donaron el castillo y la banda”, explicó Vela.

La banda de la Policía Nacional estuvo presente amenizando la noche de vísperas junto a otros artistas.

Sector. En el bario Santiaguillo también se unieron a la celebración religiosa y cultural. En este sector, el prioste fue el encargado de la organización de la fiesta que incluyó el tradicional juego de tortas que se extendió hasta altas horas de la noche.

Historia. La devoción a la imagen del Señor de las Angustias es centenaria en esta ciudad pero desde el 18 de abril de 1955, la imagen es considerada como el Patrono Oficial de Otavalo.

La imagen original se encuentra en el templo de San Luis que desde 1963 es considerado como el Santuario Nacional del Señor de las Angustias. “Hay que tener fe en Dios. Esta celebración nos ayuda a acercarnos más a la religión para ser mejores personas”, dijo Araguillín, quien trabaja en el mercado en el sector de papas. “La tradición y fe se fortalecen con estas actividades. Anteriormente solo había una fiesta, la que se realizaba en el antiguo mercado 24 de Mayo pero con la salida de los comerciantes la celebración se está ampliando a otros sitios y eso es bueno”, dijo Mercedes Oyagata, habitante de la ciudad.

Ayer concluyó la celebración religiosa con una procesión de la imagen por varios puntos de la ciudad.

Rosa Collahuazo (d) junto a su nieta Sarita Ibadango participaron en la celebración religiosa.
Los castillos de juegos pirotécnicos fueron parte de las fiestas en el barrio Los Portales la noche del jueves.