Desaparecieron hace cinco años

37f1Han transcurrido cinco años y no hay pistas sobre la desaparición de los hermanos William Andrés y Diego Rodrigo Játiva Males. Nancy Males y Yolanda Carrera, madre y abuela, confían en que la nueva unidad policial dará con el paradero de sus familiares.

 RELATO. Nancy Males, recuerda que sus hijos desaparecieron un viernes 17 de octubre de 2008, mientras muestra una fotografía que está dentro de un marco. Ese día por alguna situación se suspendieron las clases en la escuela Seis de Julio, donde estudiaban.

Esta situación hizo que William Andrés, de 12 años y Diego Rodrigo, de 9 años de edad, se quedaran en su casa ubicada en la comunidad de Pilchibuela de la ciudad de Cotacachi, junto a su hermana Viviana de 6 años, solos, mientras su madre se dirigió a su trabajo en una planta florícola.

Tras cumplir su jornada laboral, Nancy, llegó a la vivienda y sus hijos no estaban. La pequeña estaba en casa de una hermana suya, pero los varones no. La madre empezó a indagar el paradero de los chicos donde vecinos y familiares, sin resultado. La única pista que conoció, fue que los hermanos fueron vistos cuando miraban los trabajos que unos obreros realizaban en un puente de la comunidad.

AYUDA. Tras varios días de averiguaciones y al no conseguir su localización, denunció el caso a las autoridades respectivas para que le ayuden. Dos años la Policía realizó una serie de diligencias hasta que dieron por cerrado el caso ya que no encontraron pistas sobre el paradero de los chicos. Nancy y su madre Yolanda, durante estos cinco años han realizado una serie de acciones, como pegar carteles por todas las ciudades, hasta acudir donde los adivinos, en pos de localizar a los parientes.

realidad. Luego de cinco años, la esperanza de encontrar a los hermanos Játiva Males, nace con la nueva unidad policía, que se encargará de buscar a personas desaparecidas.
El llanto es incontenible en Yolanda Carrera, quien recuerda que al año que los niños volvieron con su madre desaparecieron. Los pequeños vivían con la abuela materna en Pacto.
Las lágrimas caen por las mejillas, el llanto le impide hablar a Nancy Males, mientras recuerda que sus hijos eran unos niños alegres y obedientes. Durante estos cinco años la familia Males Carrera, ha vivido una serie de atropellos, falta de colaboración. Hace siete meses la madre de los desaparecidos acudió a una instancia del sistema de justicia a solicitar el expediente del caso sobre la desaparición de sus hijos, pero éste desapareció. La madre comenta que el único recuerdo de sus hijos son los uniformes de la escuela ya que las cosas de los chicos y todas sus pertenencias se perdieron en el robo del que fue víctima.
William Andrés, pronto será mayor de edad, hoy tiene 17 años de edad, mientras que Diego Rodrigo, es un adolescente de 14 años, de edad, los describe Nancy a sus hijos, mientras las lágrimas no cesan.
En cambio Yolanda, la abuela, confía en que los encontrará ya que están vivos.