Desalojo y control para extranjeros

Ibarra. La presencia de personas de nacionalidad extranjera en El Torreón y en las calles Bolívar y Obispo Mosquera, preocupaba a la ciudadanía ibarreña.

Las denuncias en las redes sociales no se hicieron esperar y por ello, miembros de la Policía Nacional, agentes de control municipal y Gobernación de Imbabura, realizaron un operativo para desalojar a quienes habían invadido el espacio público.

Peligrosidad. En las calles Bolívar y Obispo Mosquera, los moradores del sector dieron a conocer que en la esquina se apostaban varios vendedores de comida que invaden la vereda y obstaculizan el normal tránsito de peatones.

Además denunciaron que en el sitio se estaría comercializando sustancias sujetas a fiscalización y varias mujeres estarían ejerciendo la prostitución, acciones que aumentarían el riesgo de transitar por el lugar en horas de la noche.

Al sitio acudieron los agentes del orden para precautelar la seguridad, ya que en dichas calles, no estaría autorizada la venta ambulante de comida rápida.

Luego del operativo se informó que no existieron personas aprehendidas ni novedades de importancia.

Otro accionar. En las calles Sucre y Juan José Flores, en cambio, se desalojaron a 10 personas de nacionalidad venezolana que se encontraban pernoctando en la antigua edificación del colegio Teodoro Gómez de la Torre.

Los ciudadanos tenían instalados colchones con cobijas, ropa colgada, alimentos y maletas. En el sitio les dieron a conocer que no podían quedarse en dicho espacio, ya que existían denuncias de la ciudadanía que transita por el sector.

Marcelo Suárez, coordinador de los agentes de control municipal, informó que dieron a conocer a los ciudadanos que pueden acercarse a las instalaciones del ECU 9-1-1, en donde podrían coordinar su traslado gratuito en buses hacía la frontera sur del país, respetando los derechos humanos y su integridad.

“Estamos trabajando de forma permanente por precautelar la seguridad ciudadana”, agregó Suárez.

El espacio en el Torreón quedó desalojado y se realizarán controles para evitar que más gente llegue a instalarse en el sitio.
Las autoridades llegaron a las calles Bolívar y Obispo Mosquera y realizaron un control para precautelar la seguridad ciudadana.