Desalojan clínica para adictos

P8F1ATUNTAQUI. Decenas de vecinos se aglomeraron en las calles Bolívar y Celiano Aguinaga, barrio Santo Domingo para pedir la salida de la clínica para adictos “Esperanza de Vida”. Pese a que se había planificado el desalojo, esto no se cumplió por completo.

El conficto. Los cerca de 40 vecinos que estuvieron presentes para velar que se cumpla el ofrecimiento de desalojo coincidieron de que en el centro se escuchan gritos por las noches y que el propietario del lugar es violento, así lo confirmó una fuente que prefirió la reserva.
La misma fuente explicó que el temor que infunda el propietario es debido a las múltiples amenazas de los moradores y a los nuevos dueños.
El conflicto se inició hace 4 años cuando la clínica de tratamiento para adictos de drogas y alcohol, “Esperanza de Vida”, abrió sus puestas en el barrio Santo Domingo.
Hace cuatro meses el inmueble en el que funcionaba el sanatorio fue vendido a un ciudadano que solicitó el desalojo de la clínica.
El padre del propietario quien pidió la reserva, manifestó que no se desalojaba el lugar debido a los arreglos de alcantarillado que evitan que ingrese vehículos hasta el lugar.  

Amenazas. Jeoconda Calvache esposa del propietario del lugar en el que funcionaba el sanatorio, enfrentó verbalmente al padre del propietario de la clínica. En ese instante existieron reclamos por las amenazas que habría realizado el propietario de la clínica a los nuevos dueños de casa. Estas declaraciones fueron desmentidas por el representante de la clínica, quien según su padre había sido agredido la noche el lunes por los vecinos del lugar.
14 internos permanecían en recuperación en la clínica dos de ellos se fugaron la noche del lunes, instantes en los que eran trasladados hasta otro lugar.