Derroche de energía y emoción

energiaEliana Rosero y Nicole Cuacés le dieron a la escuela, María Angélica Idrobo la victoria en el inicio del intercolegial de fútbol.

PRIMERA GOLEADA. El plantel de Santo Domingo goleó 5-0 a la Juan Diego en la primera fecha del torneo. En el duelo de fondo Oviedo y Colegio Ibarra igualaron 1-1.  Las mujeres demostraron que el fútbol no solo es para hombres.

ACCIÓN. No fue un martes común y corriente. El inicio del torneo de fútbol alteró la habitual tranquilidad en el estadio de Caranqui. La parroquia ubicada al sur  de Ibarra, recibió la categoría junior e intermedia del fútbol femenino.

PARTIDAZO. Angélica Idrobo y Juan Diego eran las encargadas de abrir la jornada. El mal estado de la cancha no fue obstáculo alguno para el desarrollo normal del compromiso.  El partido inició entre los coros y gritos de la barra del Angélica que llegaron en gran número para apoyar a sus jugadoras.

IDA Y VUELTA. El primer tiempo fue parejo, las jugadas de peligro sobre los dos arcos fue una constante. Sin embargo no se hicieron daño al término de la primera etapa. En lo futbolístico las de Santo Domingo fueron superiores pero no pudieron marcar la diferencia.

eMOCIÓN Y GOLES. La etapa complementaria fue distinta. A los dos minutos de juego Eliana Rosero abrió el marcador. La pequeña delantera se bautizó en el torneo y fue quien abrió la senda de la victoria.

ALEGRÓN. Su gol desató la alegría entre sus compañeras y desbarató la estrategia de Marco Sánchez DT de la Juan Diego.  El gol fue un baldazo de agua fría, pues cinco minutos después Nicole Cuacés amplió la diferencia.

GOLEADA.  Se jugaban 15 minutos cuando la ‘9’ de la Angélica Idrobo, volvió a marcar. Un potente disparo con la pierna derecha infló las mallas del Juan Diego.   Con un 3-0 a favor las ‘rojiblancas’, sentenciaron el compromiso.

MÁS GOLES. Cuando todo parecía que se terminaba, nuevamente Rosero se hizo presente. Su gol fue de tiro libre. Al mero estilo de Lionel Messi, la 10 de la Angélica, ejecutó un tiro libre perfecto que se incrustó en el arco norte del estadio de Caranqui.

ÚLTIMO ALEGRÓN. Todo estaba listo, a dos minutos de finalizar el partido, Cuacés apareció de nuevo para marcar el definitivo 5-0. Y sellar su tripleta, con lo que arranca como goleadora del torneo a nivel femenino.

 

 

 

 

 

Atractivo empate entre Ibarra y Oviedo

En el segundo partido las emociones fueron una constante. De hecho el partido fue más parejo.  Las individualidades marcaron la diferencia, pero el juego colectivo en ambas escuadras primó.

PALABRAS.  “Hemos formado un buen equipo, con la base de las jugadoras que estuvieron en el básquet y algunas niñas de la escuela”, explica Edwin Erazo quien dirige al Oviedo.
figura crema. Joshuá Mármol fue la jugadora más destacada del equipo. De hecho de sus pies nació la jugada que María Troya canjeó por gol.  Mármol dejó dos rivales en el camino y de un fuerte disparo trató de vencer la resistencia de Melanie Moreno, arquera del Ibarra que no pudo contener el esférico. El rebote quedó para Troya quien ‘pescó’, el balón en el área y rompió el celofán.
Aluvión. Luego del tanto del Oviedo, las dirigidas por Iván Avellaneda se volcaron con todo. Alisson Arce y Lady Maldonado fueron las encargadas de neutralizar las salidas del Oviedo.

empate. El premio al esfuerzo llegó a los 28 minutos del segundo tiempo. Arce dejó dos rivales en el camino y derrotó Shirley Pijal, arquera del Oviedo para marcar el 1-1 definitivo.