DEPRESIÓN, un mal silencioso

guiaokLa sensación de sentirse triste, decaído emocionalmente, y perder interés en las cosas que antes disfrutaba es lo que se llama depresión. Un mal silencioso que progresa cada día afectando los pensamientos, sentimientos, salud física, y su forma de comportarse. La depresión no es culpa de la persona que la padece, como tampoco es una debilidad de la personalidad. Es una enfermedad medica-psicológica que es muy frecuente y puede afectar a cualquier persona.

 

CAUSAS DE ESTA ENFERMEDAD. Entre las principales causas a esta enfermedad están las siguientes:
– Historia personal.
– La herencia genética.
– Secundaria a otras enfermedades.
– Ciertos medicamentos.
– El uso de drogas o alcohol.
– Otros problemas mentales (psiquiátricos).
– A veces una situación emocionalmente mala (pérdida de un familiar, o un problema de trabajo), pueden desencadenar la depresión o provocar que el paciente no se pueda recuperar completamente, pero en otras ocasiones se presenta incluso cuando todo parece estar bien.

LOS PROBLEMAS. Las personas que padecen de depresión tienen ciertos síntomas característicos que les afectan casi todos los días por lo menos por un periodo de dos semanas. De estos síntomas los más característicos son:
– Perder interés en las cosas que antes disfrutaba.
– Sentirse triste o decaído emocionalmente.
– Sensaciones de fin de mundo y futuro inexistente.
– La Depresión es un estado emocional de abatimiento, tristeza, sentimiento de indignidad, de culpa.

LO QUE LA FAMILIA PUEDE HACER. Para aquellas personas que sufren de este mal es importante que la familia tenga en cuenta lo siguiente para poder ayudar:
– . Pasa tiempo con la persona si él o ella lo necesitan o lo desea.
– Evita hablar solamente de la depresión y de sus síntomas.
– Debes pedir a la persona deprimida que te ayude para que se sienta útil.
– Acompaña a la persona deprimida a hacer ejercicios sencillos, caminar por ejemplo.