Deportivo Cali eliminó a Liga de Quito en los penales

Cali. Fue un partido lleno de tensiones. Liga quiso arriesgar con medida. Deportivo Cali buscó explotar las virtudes de varios de sus creativos, que a ratos perdieron el son de su afinación sobre el césped de Palmaseca.

Repetto propuso lo que se esperaba. Equipo corto, pocos espacios, búsquedas con recelo. Las mutaciones del cuadro universitario para pasar de su cara defensiva a la versión más agresiva quedaba estéril por las falta de un centro delantero con instinto definido.

Sin Juan Luis Anangonó, la titularidad de Gastón Rodríguez pasó inadvertida. El uruguayo chocó continuamente con los centrales colombianos, que lo empujaron progresivamente cada vez más lejos de la cabaña defendida por Camilo Vargas.

El primer tiempo fue favorable para los locales. El equipo de Pelusso conjugó algunos buenos lances, colapsando con rigor el trabajo habitual por las bandas de Repetto y los suyos. Al minuto 44, justo cuando los albos se relamían con la posibilidad de aguantar el empate hasta el receso, apareció José Sand para aprovechar un festival de rebotes y poner el 1 por 0.

Para el complemento las cosas empezaron favorables para los universitarios. Guerrero y los Julio se posicionaron mucho más cerca del jardín resguardado por Vargas. La reacción no fue accidental, Repetto ordenó invadir por el carril central y no excederse en el tránsito por las bandas. El Cali perdió el norte, terminó fuera de foco y buscó métodos desesperados.

En Palmaseca el trámite se volvió complicado de transitar. Liga realizó traslaciones interesantes y pudo convertir el empate antes del cuarto de hora final del juego. Deportivo Cali echó el resto, el ingreso de Andrés Balanta supuso recomponer viejas costumbres y retonar a un juego mucho más franco por las orillas.

Inaugurado el tramo final del partido, Repetto aprovechó que Deportivo Cali se quedó con un hombre menos luego de la expulsión de Dany Rosero y mandó a la cancha a Julio Angulo y más tarde a Jonathan Borja. Ambos aportaron a la dinámica, fueron determinantes para el progreso blanco en los metros calientes del campo de juego. Los dueños de casa se perdieron aún más, salvo alguna apuesta de media distancia, los de Pelusso no generaron. Los penales llegaron junto al pitazo final.

Ya desde el manchón, Deportivo Cali tuvo más certezas. Pérez, Torres, y Sand ayudaron a convalidar las atajadas del gran Camilo Vargas para desmoronar a una Liga que falló tres lanzamientos y que solo pudo anotar a través de Christian Cruz.

Los albos quedaron fuera de la Copa Sudamericana. La U no pudo ante un rival que logró colapsar en ciertos momentos al rival, pero que careció de punch sin el delantero puro y duro arriba. El Cali, que no lo mereció en casa, terminó calificando a Cuartos de Final.