15-06-2019 | 08:11

Premini-básquet cerró el calendario escolar

El certamen fue organizado por la Federación Deportiva Estudiantil de Imbabura, FDE-I. La idea, según Édgar Ortiz, dirigente, es masificar el básquet.

Ibarra. Sagrado Corazón de Jesús (Bethlemitas), Teodoro Gómez de la Torre, Álamos y La Colina fueron las instituciones que participan en el Festival Estudiantil de Premini-baloncesto. Con esta disciplina finalizaron las actividades deportivas a nivel estudiantil correspondiente al año lectivo 2018-2019.

Participantes. 60 niñas y niños de hasta 9 años de edad fueron los protagonistas del certamen.

Sin embargo, Édgar Ortiz, presidente de la Federación Deportiva Estudiantil de Imbabura (FDEI), dijo que se hizo una excepción con las pequeñas de la Unidad Educativa Sagrado Corazón de Jesús, ya se les permitió que se refuercen con tres niñas de 10 años, debido a que los otros equipos tenían solo niños o actuaron con equipos mixtos.

Ayer, sobre el parquet del coliseo Luis Leoro Franco, se disputó la última fecha del torneo. El primer partido fue protagonizado por los deportistas de La Colina y Álamos. Al final de los cuatro periodos, los representantes de Álamos se llevaron la victoria con un marcador de 10-06.

Sin embargo, al final, todos los pequeños recibieron una medalla por su participación.

Para Santiago Amador, jugador de los Álamos fue muy divertido jugar este torneo junto con sus compañeros.

“Me gustó mucho jugar este torneo. Me encanta el básquet y también como juega LeBron James”, sentenció

Nathaly Martínez, estudiante de La Colina.

Emocionante duelo. En el partido de fondo estuvieron frente a frente los basquetbolistas del Teodoro Gómez de la Torre y Bethlemitas.

El partido fue de poder a poder y las “católicas” tomaron ventaja en el marcador. Sin embargo, los “patroncitos” lograron recuperarse y revirtieron el marcador a su favor, para, al final, terminar ganando 27-22.

Aunque, según indicó Ortiz, este torneo fue para masificar el deporte, los teodoristas se llevaron el primer lugar. Sin embargo, todos los protagonistas recibieron su medalla.

“Fue una linda experiencia, ya que nunca había jugado en un equipo de niños. Este último partido estuvo muy duro y muy emocionante”, dijo Emily Benavides.

Ella fue la única niña en el equipo de premini-baloncesto del Teodoro Gómez de la Torre.