10-11-2019 | 00:00
(I)

Armando Pozo volvió a ser el zorro élite

Armando Pozo, jinete ibarreño y quien está a punto de terminar sus estudios en la carrera de Arquitectura, lloró y se abrazó con su padre.

Ibarra. Armando Pozo aprovechó una caída múltiple en la última persecución del día, la de la categoría élite, para quedarse con la cola que le acredita como el nuevo zorro élite.

Superaron los piñaroles. Antes de ingresar a la pista que se armó al interior del Autódromo José Tobar Tobar, escenario situado en Yahuarcocha, los jinetes y sus caballos tuvieron que sortear los conocidos piñaroles.

Los más arriesgados prefirieron superar este tipo de obstáculos montado su respectivo caballo de espalda. Una vez al interior del autódromo y, con la tribuna dos repleta de aficionados quienes apoyaron a su jinete favorito, los deportistas dieron su mejor esfuerzo en el trazado de tierra.

Los primeros en entrar en acción fueron los jinetes de la categoría junior. David Arévalo fue el mejor.

Posteriormente llegó el turno para la categoría adultos. Hipólito Morales, representante del Carchi, intentó retener el título que obtuvo en 2017. Sin embargo, perdió, ya que fue agarrado por el manabita Gabriel Alcívar, quien dedicó el triunfo a sus seguidores.

Quienes tampoco pudieron retener su condición de zorro fueron Daniel Torres (categoría amateur 1) y Kevin Morales (categoría amateur 2). Ellos perdieron su condición de favoritos ante Sebastián Sánchez y Óscar Benavides, respectivamente.

Pasadas las 17:00, inició el plato fuerte, ya que entraron en escena los jinetes de la categoría élite.

La atención se centró en el duelo entre Alejandro Daza (actual zorro) y Hugo Pasquel.

Sin embargo, una caída múltiple perjudicó a Daza, cuando parecía que nadie lo atrapaba. Este hecho fue aprovechado por Armando Pozo, quien mencionó que se lanzó de su caballo, para obtener la cola. Él dedicó el título a su padre.