20-05-2019 | 00:00
(E)

“Monstruos” ofrecieron show por más de seis horas

Ibarra. Por décima segunda ocasión, el Autódromo José Tobar Tobar acogió la Copa de Cabezales Mobil Delvac. 74 “monstruos” de la carretera de Ecuador y Colombia fueron los que brindaron ayer un verdadero espectáculo sobre el asfalto y a orillas de la laguna de Yahuarcocha.

Protagonistas. La lluvia de ayer, que cayó hasta pasado el mediodía en la Ciudad Blanca, no impidió que más de

3 000 personas lleguen al “Templo del automovilismo del Ecuador”, para ser testigos de este espectáculo de los “Reyes de la carretera”.

Tras el volante de cada uno de los cabezales o tractomula existen historias de quienes conducen este tipo de máquinas.

Manuel Gil, piloto colombiano de 26 años de edad, viene de una familia que se dedica a ser transportista.

“Para ser el mejor, uno tiene que correr con los mejores y, aquí, hay muy buenos pilotos. De hecho, si se dieron cuenta la mayoría de pilotos colombianos se quedaron en las rondas pasadas, eso quiere decir que aquí existen un excelente nivel de conducción”, mencionó el piloto cafetero, quien se instaló entre los 10 mejores de la competencia.

Édison Gutiérrez, oriundo de Latacunga (Cotopaxi) por octava vez participé en la Copa de Cabezales.

“Esto es algo que hacemos a diario y no es por obligación, sino porque nos gusta el transporte, ya que es nuestro medio de sustento. Ibarra es una ciudad bonita y para nosotros es un placer participar en el Autódromo de Yahuarcocha”, dijo el piloto latacungueño, quien tuvo a su hermano de copiloto.