25-04-2019 | 18:25
(D)

Más de cuarenta deportistas remaron fuerte en Yahuarcocha

Más de 40 deportistas son los que defienden los colores del país en el Sudamericano de Canotaje. El evento forma parte de las festividades por “El Retorno”.

Ibarra. Más de un centenar de deportistas son los protagonistas del Campeonato Sudamericano de Canotaje, certamen que, ayer, arrancó en la laguna de Ya-huarcocha. En el primero de los cuatro días programados para el certamen internacional, se realizaron 18 pruebas.

Competencia. Sobre el agua del “Lago de Sangre”, deportistas de Brasil, Uruguay, Chile y Ecuador, este último el país anfitrión, demostraron su preparación, fuerza y pasión para este tipo de deporte acuático.

A los seleccionados brasileños, al parecer la altura sobre el nivel del mar que se encuentra el espejo de agua ibarreño les sentó muy bien, ya que estuvieron entre los que destacaron en el primer día de competencia.

Por ejemplo, en la categoría K1 sénior damas, donde las deportistas remaron fuerte 1000 metros, Ana Paula Paula Vergutz fue la primera en cruzar la meta.

En cambio, en la categoría junior varones Filipe Santana, fue el mejor en los 1000 metros.

Estos triunfos hicieron saltar de alegría a Figueroa De Souza, uno de los técnicos del combinado brasileño. “Venimos con un equipo pequeño por tener un poco de más eficacia en el trabajo. Hasta el momento, en cinco competencias hemos ganado cinco medallas de oro”, mencionó el entrenador carioca.

La selección de Brasil llegó al Sudamericano de Canotaje con ocho deportistas.

Los locales. La Ciudad Blanca también tiene a más de un representante en el evento internacional.

Por ejemplo, Tamya Ríos, quien lleva practicando este deporte desde hace cinco años, tuvo acción en el primer día de competencia.

Ella ocupó el tercer lugar en la prueba K1 de 1000 metros.

“Me fue excelente, ya que es la primera vez que compito en los 1000 metros”, dijo la deportista ibarreña, quien ya tiene el cupo para participar en los Juegos Panamericanos “Lima 2019”. Álvaro Yépez y David Erazo, también ibarreños, tuvieron actividad.