16-06-2019 | 00:00
(O)

La ilusión nunca muere por la tricolor

Brasil. Después que la Selección Ecuatoriana de Fútbol Sub 20, alcanzara el tercer lugar en el Mundial de esta categoría que finalizó ayer en Polonia, ahora, la atención se centra en la selección mayor.

Esta tarde, desde las 17:00 de Ecuador, la Tricolor hará su debut en la Copa América “Brasil 2019”. Le toca iniciar, nada más y nada menos, que con la selección más ganadora de este certamen. Se trata de Uruguay.

Los charrúas, hasta el momento, han conseguido 15 títulos, mientras que Ecuador junto con Venezuela son las únicas dos selecciones de Sudamérica que no registran ningún título alcanzado, en el torneo a nivel de selecciones más antiguo del mundo.

Recambio en la Tri. El combinado ‘Tricolor’, dirigido por el colombiano Hernán Darío “Bolillo” Gómez, llegó a Brasil en pleno proceso de recambio generacional del conjunto, con varios futbolistas experimentados como el delantero Enner Valencia y el volante Antonio Valencia, y otros con menos experiencia que deben ir ganando peso competitivo.

Él, que fue artífice de la primera clasificación mundialista de Ecuador, para el Mundial de Corea y Japón 2002, ha sido cuestionado

por algunos sectores de la opinión pública ecuatoriana durante sus 10 meses en el cargo, aunque desde su llegada a Brasil ha insistido en que el grupo es “una familia”.

Sobre el césped, las dudas pasan por el centro del campo, donde el volante Jefferson Orejuela viene con un edema muscular en el muslo izquierdo y tiene complicado salir de inicio, y Antonio Valencia se entrenó aparte en la práctica del viernes, aunque no tiene molestia confirmada.

Por su parte, Uruguay cuenta con una de las mejores delanteras de la Copa América con Luis Suárez y Edinson Cavani, y probablemente una de las mejores parejas defensivas Diego Godín y José Giménez.

A pesar del antecedente negativo que tiene la Selección Ecuatoriana de Fútbol en Copa América, los seguidores del fútbol están expectantes de los que pueda hacer en este torneo.

Para Jeremy Suárez, de 13 años de edad y jugador de las divisiones inferiores de La Cantera Fútbol Club, la Copa América es una oportunidad para que Ecuador demuestre el potencial que posee.

“Los Sub 20 ya demostraron que se puede hacer un buen papel en un importante. Ahora, le toca a la selección absoluta demostrarlo”, mencionó el pequeño, quien sueña en convertirse en profesional.