25-06-2019 | 10:00
(D)

Es futbolista, dirigente y taxista

Una de las cosas que le ponen muy contento al deportista, es que, en cierta época, jugó en el mismo equipo con sus hermanos menores: Luis y Joselo.

Ibarra. Armando Fuentes Narváez lleva 42 años vinculado con el fútbol a nivel barrial. Sin embargo, casi pocos son los que le llaman por su nombre, ya que cariñosamente lo conocen mejor como “Petete”.

“El fútbol es el deporte que más me encanta. Cuando estoy en la cancha trato de divertirme y dar lo mejor en cada juego”, mencionó el persona del deporte barrial.

Su historia. Este profesional del volante, labora de lunes a sábado por la mañana en una unidad de taxi convencional, pero cuando llega la tarde del sábado y el domingo detiene y apaga el vehículo, con el único objetivo de recrearse en el deporte que más le encanta, el fútbol.

Armando mencionó que, desde que tenía 7 años de edad, ya empezó a jugar fútbol y también explicó de dónde viene su apelativo. “Había una personaje de historieta llamado el Gordo Petete. A mí, me gustaba mucho una camiseta que tenía de este personaje y casi siempre andaba puesto la camiseta. Desde ahí, todo mundo me llama ‘Petete’”, dijo Armando Fuentes.

Su primer Zonal, desde muy pequeño, ya empezó a demostrar su habilidad para jugar al fútbol y, cuando tenía 14 años de edad, jugó su primer Zonal de balompié a nivel barrial. En ese torneo, vistió la camiseta del club Maracaybo, elenco de los registros de la Liga Deportiva Parroquial de Alpachaca, filial donde varias temporadas apareció en la tabla de goleadores.

También tuvo la oportunidad de jugar en el balompié Amateur de Pichincha, donde formó parte del elenco Sociedad Obrera de Tabacundo.

En la actualidad, Armando es jugador, director técnico y presidente del club Liga Deportiva Universitaria de Alpachaca Sub 40, cuadro que disputa el Campeonato Provincial de Fútbol Máster.