Dependencia al celular crea trastornos

celularIBARRA. Le ha pasado,  que mientras usted  está  conversando con un amigo, éste no le presta el más mínimo interés porque está “embelesado” en el chat de su celular. Esta es una realidad que pasa a diario a cada una de las personas, pues la tecnología y en especial los celulares nos vuelven adictos a su uso.

 

El caso.  Diana, es una chica de 13 años, lleva consigo su celular todo el tiempo. “Ya no necesito una computadora porque gracias al cel puedo estar en las redes sociales”, comenta. Sus familiares cercanos están algo preocupados, pues creen que ella es capaz de quedarse sin comer con tal de estar en su celular.

“Le llamamos a comer, estamos conversando y ella no hace caso, no entiende razones, fue un error haberle dado tanta tecnología porque está aislada completamente”, dijo Gloria, su madre.  


Segùn datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones, hasta octubre de 2012 en el Ecuador hay 16´146.148 usuarios de telefonía móvil.  “El uso de la tecnología es necesaria en la comunicación diaria, pero hay quienes, en especial los jóvenes, exageran y sobrepasan los límites”, indicó Patricio Terán, psicólogo Familiar.
El profesional asegura que las personas se aíslan, se encierran en su mundo, aún estando acompañados. “Los valores que los padres inculcaron se van al piso porque se pierde el respeto, esa interacción entre dos personas, el diálogo, el poder ver a los ojos del otro”, explicó.  Además el médico relata otro aspecto preocupante, “se les acaba el saldo y las personas entran en un estado de desesperación, llevándoles a la depresión, cambiando de carácter, se vuelven irritables, irascibles ”

 La web dice. Según los datos arrojados por “Los adolescentes y el celular”, investigación encarada recientemente por Carrier y Asociados, el éxito del celular entre jóvenes de 12 y 18 años se debe fundamentalmente a que este segmento ha dejado de percibirlo como un medio de comunicación complementario –tal lo fue en sus orígenes- para pasar a ocupar el lugar de dispositivo personal.
celular2Cuatro factores inciden en este proceso. Primero marca el comienzo de la independencia del individuo, el celular ocupa un lugar similar al de la entrega de las llaves de la casa. Segundo, actúa como ansiolítico para los padres, a quienes proporciona una garantía de seguridad.
En tercer lugar, su uso contribuye a la creación de un espacio separado del de sus padres y finalmente, actúa como medio de coordinación familiar.
La solución. El médico señala que son los padres quienes deben poner control a sus hijos.
Además las personas deben dedicar más tiempo al diálogo personal y apagar el teléfono al momento de la comida o de dormir y  el ejercicio ayudan a disminuir la tendencia de ser un dependiente del celular.