¿Qué le depara al arrendador luego del 13 de septiembre?

Hasta el momento existen personas que no han pagado del arriendo o del servicios básicos, acogiéndose al estado de excepción que les permite extenderse y no ser desalojados, en el caso de ser inquilinos, sin embargo, desde el 14 de septiembre las reglas de juego cambian ya que se extingue el estado de excepción.

Testimonio y realidad.
“María”, nombre protegido es una ciudadana, madre de familia y pilar de hogar que no sabe qué pasará luego de esa fecha.

Por ello que espera que las autoridades hagan valer lo establecido en la Ley de Apoyo Humanitario que emitió medidas solidarias para los pagos de créditos bancarios, servicios básicos, y
arriendo en esta época de crisis a causa de la pandemia por el Covid-19.

En la normativa se establece que mientras dure el estado de excepción y 60 días después de su conclusión; es decir hasta el 12 de noviembre de este año, no se podrán hacer efectivos desahucios a arrendatarios de bienes inmuebles. Esta medida excluye los casos de peligro de destrucción o ruina del inmueble o los casos de uso del espacio físico para actividades ilegales.

En la Ley se explica que los arrendatarios que deseen beneficiarse con esta medida deberán cancelar por lo menos el 20% del valor de los valores pendientes y en el caso de locales comerciales, el arrendatario debe demostrar que sus ingresos se han afectado en no menos un 30% en relación con el mes de febrero previo a la pandemia.

En servicios básicos.
Pero un caso similar al de “María”, lo está pasado Isaura López, ella es comerciante y vive en el sector de La Campiña, ella no debe arriendo, pero sí de los servicios básicos.

“En mi caso debo desde marzo las planillas de la luz y también de l internet, claro hasta el momento no me han cortado el servicio ninguna de las dos empresas, pero creo que con la terminación del estado de excepción nos obligarán a pagar”, dice la ciudadana.

Pero para los dueños de inmuebles cuyos inquilinos no han pagado el arriendo existe una esperanza para poder percibir, el valor del arriendo de algunos meses.
“Yo no les he dicho a mis inquilinos que se vayan, pero tampoco me han pagado ya más de 3 meses, esperemos que se pongan al día”, dijo Eugenia Silva, arrendataria.