Denuncias en sesión del IMI

Pese a la notoria calma que aparentaba el señor Alcalde de Ibarra durante la sesión del Concejo Municipal de ayer, es evidente la preocupación que existe en todos los ciudadanos, ante la percepción de que al interior de la municipalidad sí se cuecen habas.

Ayer, durante la sesión, salió a relucir un tema que se vuelve a retomar y que tiene relación con el polémico administrador general del municipio que amenazó anteriormente con enjuiciar a siete concejales. Él continúa en el cargo, pese a que, para varios concejales ha incurrido en graves faltas que ameritan su destitución. Al momento, el alcalde se comprometió a entregar a la Contraloría los dos informes elevados por los concejales (uno de mayoría que dejó dudas y otro de minoría que lo firma un concejal, detallando las incorrecciones). La transmisión de la sesión, originó que la ciudadanía ibarreña conozca las denuncias y se muestre sorprendida por las acusaciones que salieron a flote. De lo que se pudo escuchar, son acciones que podrían estar rayando en posibles actos de corrupción, comportamientos antiéticos y manifestaciones de prepotencia de funcionarios, incluso en contra de los propios concejales (as). El alcalde, quizá con buena fe, nombró al funcionario que ahora le está generando muchos dolores de cabeza. La comunidad ibarreña requiere transparencia a toda prueba.