Denuncian sobreprecio en contrato complementario del mercado de Otavalo

Otavalo. A tan solo 18 meses de que el mercado municipal 24 de Mayo abrió sus puertas al público, se observan daños en la infraestructura, especialmente en el recubrimiento de pintura epóxica que tiene el piso del mercado.

Preocupación. La concejala Ercilia Castañeda dio a conocer que la actual administración municipal, en 2014, firmó un contrato complementario para el recubrimiento con pintura expósita del piso del mercado “a un precio de 84 dólares el metro cuadrado, 63 dólares más de lo que constaba en el contrato inicial realizado por la anterior administración municipal, pagando en total más de 2 millones de dólares por este rubro y reduciendo de 6 milímetros a 4 milímetros el espesor de la pintura”. “En algunos sectores del mercado ya no existe esta pintura”, señaló Castañeda.

La concejala dijo también que esta anomalía ya es conocida por la Contraloría General del Estado, instancia que realizó un examen desde el 2014 y cuyo informe se conoció en mayo de 2016 en el que se determinaba un perjuicio económico de 1’680 000 dólares, monto en el que estaba incluido el rubro de pintura epóxica.

El informe. En el documento de la Contraloría se determinó que no se cumplieron las especificaciones técnicas al momento de realizar el recubrimiento del piso con pintura epóxica y tampoco el espesor de la misma. Castañeda aseguró también que al realizar la inspección en la construcción se determinó que el espesor de la mencionada pintura oscilaba entre 0,10 a 1 milímetro, “es decir, no cumplía ni con el 30% de las características planteadas en el contrato complementario”, explicó la concejala.

Respuesta. El alcalde de Otavalo, Gustavo Pareja Cisneros, aseguró que, una vez conocido el informe definitivo de la Contraloría, “no hubo ninguna observación, de tal manera que se presentaron todos los justificativos correspondientes y Contraloría los acogió porque eran asuntos netamente técnicos y eso ya fue analizado sin presentar ninguna observación. El justificativo técnico presentado fue lo suficientemente claro para desechar cualquier inquietud. Esto ya fue juzgado, Contraloría no encontró ninguna motivación ni siquiera para hacer observaciones”, dijo Pareja.

Ante esto, Castañeda aseguró que la Contraloría recomendó liquidar en función de la cantidad y calidad del trabajo realizado o, que el constructor haga los correctivos necesarios y cumpla con las características del material y espesor.