Denuncian cuantiosa extorsión

Stalin F. C. recibió 30 días de privación de libertad tras haber sido acusado del presunto delito de extorsión. El sujeto habría solicitado cuatrocientos mil dólares a cambio de no atentar en contra de una familia en Cayambe. Personal de Unidad Nacional Antisecuestro y Extorsión, UNASE, detuvo al sospechoso.

AMENAZAS. Según el parte policial, los afectados fueron amedrentados desde octubre de 2014, en donde comenzaron a recibir llamadas anónimas en las que se les solicitaba el dinero o a su vez entregar sus bienes de manera voluntaria, y sin dar a conocer del particular a las autoridades policiales. Mensajes de texto, y llamadas telefónicas, en las que se referían a las víctimas con palabras soeces fueron recibidas. En el documento se especifica, además, que en una de las tantas conversaciones anónimas entabladas entre los agresores y los afectados, se mencionó que los hijos de la pareja eran vigilados constante mente y que de no acatar las disposiciones a ellos encomendadas, atentarían contra ellos.
PREOCUPACIÓN. El tiempo continuó transcurriendo y esta familia vivía en la zozobra. Al parecer el implicado, Stalin F. C. apareció en sus vidas con la finalidad de “ayudarlos” a resolver el inconveniente, ya que habría despertado un inesperado interés en el problema que los afectados cursaban, ofreciéndose a manera de, “intermediario”, entre ellos y los extorsionadores. Esto ocurrió ya en el mes de diciembre.

PRESUNTO MÓVIL. En las indagaciones ejecutadas por los efectivos especializados de la UNASE,  se establece que el posible móvil de la extorsión sería realizar negocios ilícitos con las propiedades de las víctimas, pues parte de lo solicitado por los infractores, eran escrituras, contratos de compra y venta, letras de cambio en blanco y otros documentos firmados por los perjudicados.
DETENCIÓN. Personal de la UNASE, fue alertado de este ilícito, por lo que tomaron la posta en cuanto al seguimiento e indagación del hecho. La aprehensión del ciudadano ocurre momentos en que llegó hasta el negocio de los presuntos perjudicados a retirar documentación y dinero solicitado, supuestamente por los extorsionadores. Una vez realizada la transacción y con la evidencia puesta en escena, este grupo élite policial entró en acción y procedió con la captura del implicado.

DILIGENCIA. El procesado fue inmediatamente puesto a órdenes de las autoridades competentes.