Delincuencia azota en la ciudadela Rumiñahui

Otavalo.- La tranquilidad abandonó a los habitantes de la ciudadela Rumiñahui desde un buen tiempo atrás. La mayor parte de viviendas han sido objeto de robo. La población de este sector apunta a una casa de hospedaje como parte del problema de inseguridad que viven actualmente

Delincuencia
La ciudadela Rumiñahui ha tenido mayores obras de infraestructura en los últimos años. En esta zona está ubicado el complejo judicial de Otavalo y el Registro Civil. Esto ha provocado que la población aumente en buen número y por consiguiente, también aumentaron los problemas.

“A raíz de la pandemia y con el funcionamiento de ‘La Casa de Guevara’, ubicada en el Plan Venezuela, tanto emigrantes como delincuentes se quedan en esta casa y proceden a robar, tanto en la noche como en el día, teniendo de tres a cinco robos en la semana”, destacó Manuel Rosero, presidente del sector.

Testimonios
El 29 de septiembre, un negocio ubicado en las calles Virgilio Chávez y Manuel Andrade, fue el objetivo de dos antisociales. Los sujetos ingresaron al local, supuestamente con la finalidad de comprar pero al mínimo lograron sustraerse dos galones de alcohol gel.

El hecho quedó registrado en las cámaras de seguridad. Los propietarios del negocio denunciaron el hecho y tras un rápido operativo lograron detener a los dos ciudadanos que se encontraban en la ciudadela Plan Venezuela. Fueron detenidos y, tras la audiencia respectiva, se encuentran cumpliendo un mes de prisión preventiva.

Zoila Andrade vive 25 años en este sector. Recuerda que a los pocos días de haberse mudado ‘le vaciaron su vivienda’. “Son cinco veces las que me han robado y cada ocasión los robos son más grandes. El año pasado tuve que salir del país y a la semana de mi ausencia me enteré de que también le vaciaron la casa de mi hermano que vive cerca. Hace dos semanas, a las 04H30 de la mañana ingresaron a mi vivienda cuatro personas sin lograr su objetivo, pero en la noche del mismo día, a las 22h55, volvieron a ingresar y ahí sí se llevaron algunas cosas del patio”, explicó.

La ciudadana también concuerda con el presidente y varios moradores. “Se dice que son extranjeros la mayor parte de delincuentes que ronda por la ciudadela. Tengo entendido que en ‘La Casa de Guevara’ han hecho su nido. Ahí se hospedan y salen a hacer de las suyas”, dijo la ciudadana.

Otros problemas
Los terrenos que tienen cerramientos pero que cuentan con gran cantidad de maleza, también son un problema para quienes viven en este sector de la ciudad. “Estas propiedades sirven de guarida cuando los delincuentes cometen un robo y también son utilizados para ingresar a otras viviendas. Este problema ya se notificó hace dos años a la municipalidad pero no ha hecho efectivas las sanciones a los dueños”, explicó Rosero.

La falta de un cerramiento en la unidad educativa Sarance también es considerado como un peligro para los habitantes de la ciudadela Rumiñahui. “La parte posterior de la institución educativa carece de cerramiento y cuando roban en la ciudadela corren por estos terrenos para escaparse”, finalizó.