Delfín, un gran campeón

El que la sigue la consigue, dice un sabio refrán popular y eso es lo que ocurrió con el Delfín de Manta, que logró coronarse como el nuevo y legítimo Campeón del fútbol ecuatoriano. La trayectoria del Delfín ha sido positiva, sus directivos apostaron al cumplimiento de un objetivo y se armaron muy bien. Buenos jugadores, incluso con ansias de gloria y calificados para ser parte de la selección tricolor. La disputa fue con Liga de Quito, el Rey de Copas, otro grande del país que lucho hasta el final, pero que en la suerte de los tiros penales no salió favorecido. A la final llegan solo los mejores. En términos generales hubo equipos con mayores presupuestos que el equipo manabita, pero ello no impidió que Delfín alcance el titulo que le fue esquivo en anterior oportunidad. Ahora demostró que con entrega, sacrificio y buen juego se puede llegar a conquistar resultados que ameritan una gran felicitación. ¡Salud campeones!