Definen a futuro presidente en reñidos comicios

altLIMA. Los peruanos se preparaban para la más reñida votación de la historia reciente del país en la que elegirán hoy a su futuro presidente entre el militar retirado izquierdista Ollanta Humala y Keiko Fujimori, hija de un ex presidente preso por crímenes de lesa humanidad.

Todas las encuestas coinciden en que ambos candidatos se encuentran prácticamente empatados. El semanario local “Hildebrant en sus trece” resume lo acontecido en su tapa: “Ni Mandrake sabe qué pasará el domingo”.

Estilos que generan dudas. Los peruanos deberán elegir entre dos candidatos considerados populistas.

Sobre Humala, quienes lo rechazan temen que si llega al poder arruinará económicamente al país y realizará un gobierno igual al del presidente de Venezuela Hugo Chávez, de quien recibió apoyo político en 2006.
Sobre Keiko Fujimori, sus detractores perciben que está rodeada de los mismos políticos que ayudaron al corrupto gobierno de su padre (1990-2000) Alberto Fujimori sentenciado el 2009 a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad además de corrupción.

 Panorama ambivalente. El gobierno del saliente presidente Alan García desplazó progresivamente desde el lunes a 122.000 agentes de seguridad en la costa del Pacífico, los Andes y la Amazonía para que resguarden los centros de votación. Perú llega con un panorama ambivalente a las elecciones del domingo.
 Perú sigue siendo un país desigual. Perú sigue siendo un país desigual y está por debajo de Ecuador, Colombia y Paraguay según datos del Banco Mundial en un índice latinoamericano de 2010 sobre oportunidades humanas.
Además el país enfrenta fuertes conflictos sociales, aumento de la delincuencia y del narcotráfico. La pobreza en Perú se ha reducido a 31,5%.