David Játiva, un docente que hace y marca la diferencia

Una persona que tiene como propósito dejar una huella en el mundo mediante el servicio a los más necesitados, es alguien que vive en felicidad constante; felicidad que se refleja en sonrisas de agradecimiento. David Jativa es feliz.

Profe David!. Este canal de canal de Youtube, inició para que sus estudiantes salgan de la monotonía en sus clases virtuales, brindándoles una forma diferente y divertida de aprender.

David, comenzó haciendo videos para reforzar conocimientos en diferentes áreas de estudio, primero en matemáticas, después más jóvenes le pidieron ayuda con clases de lenguaje, ciencias, naturales, y sociales.

Tras una gran acogida del canal y comentarios positivos que lo motivaban e impulsaban a seguir trabajando en contenido para este canal, David decide ampliar su público, y clases para niños comienzan a fortalecer aún más su canal.

Fundación Profe David
Él no se limita a su vocación como docente sino que la amplia a una fundación que desinteresadamente ayuda a desarrollarse en actividades de apoyo social y comunitario.

También ha animado a más personas a sumarse a esta iniciativa, no sólo con estudiantes sino a distintas personas que quieran dar una mano al prójimo y sumar más sonrisas de alegría y agradecimiento.

Conjuntamente con el Circulo Estudiantil de la U.E República del Ecuador, la Fundación Alas Humanitarias de Otavalo, Youtuber Jativa Ken y la Reina de San Antonio, Paola Enríquez han marcado la diferencia realizando actividades que beneficien a familias de escasos recursos y a las comunidades más olvidadas.

Acciones como donación de ropa, víveres, fundas navideñas, reforzamientos académicos, campañas de pruebas PCR gratuitas, donación de semillas a comunidades y más, son algunas de las labores que mantienen a David Játiva y a voluntarios jóvenes de buen corazón en marcha por el cantón.

David siempre anima a sus amigos, compañeros y voluntarios a dar lo mejor de sí, sin esperar algo a cambio. La ayuda desinteresada hace que otras personas sean felices, sonrían o en algunos casos, cambien su vida eso es lo que lo motiva a siempre buscar, servir y trabajar para la felicidad de otras personas.

Esta fundación se la realizó para servir, a pesar de ser una fundación pequeña de 12 personas, ha impulsado al beneficio social de los más necesitados, contemplando siempre el trabajo en equipo, la ayuda al prójimo y el generar un cambio en el mundo.

Gente servidora que se unió a esta iniciativa priman el lograr beneficios para otras personas, su lema es servir. “Buscar la felicidad ajena no es complicado, a veces solo basta con un pequeño gesto de amistad, otras veces se necesita un poco más, como comida o ropa, pero el saber que estas ayudando a que alguien pueda ser feliz o estar en paz, debería ser un lujo que todas las personas busquen”.

David recalca que para esta fundación y todos los que hacen de ella una familia, tienen al voluntariado como un compromiso personal tan serio como el de un trabajo; un trabajo no remunerado, pero en el que tienes que comprometerte con toda la predisposición para aportar un granito de arena para una ciudad y un mejor mundo.