Danza, identidad y cultura en festival

5f1OTAVALO. El festival internacional de danza, cerró de la mejor manera. El auditorio Cotama de la Universidad de Otavalo fue el epicentro del intercambio cultural. Seis grupos de Ecuador y Colombia deleitaron durante 90 minutos a los asistentes.

Presente. La vistosidad en los movimientos y la precisión en cada paso cautivaron a los espectadores que se agolparon en el auditorio. El grupo Samy Kawsay de Cuenca se robó los aplausos. “En toda la zona austral manejamos la lana, por eso el baile que mostramos es una hilandera de aires típicos de la región”, destaca Giovanni Aucay uno de los danzante.

Argumentos. La danza es el primer impulso de comunicar, de expresar, existe mucho antes del lenguaje hablado. “Creo que la danza es la mejor forma que tiene cada pueblo para expresar sus sentimientos. Según su forma de ser y de sentir”, relata María Jiménez una de las asistentes al evento.

Más aplausos. La danza son movimientos corporales rítmicos que siguen un patrón, acompañados. Así explica Ángela Terán quien junto a Mauricio Rodríguez integraron el grupo Danzarte de Cali.

Otro grupo. En el evento también estuvieron danza América de Quito; UTN de Ibarra y los colombianos Taquendama de Bogotá y el ballet folclórico de Nariño.

Punto final. De esta manera las segundas jornadas de danza en Imbabura. “Hemos podido ligar nuestro trabajo con la UTN y abrir este espacio al plano internacional”, comenta Gloria Rengifo coordinadora del evento.