Damas “Sanmigueleñas” se alistan para retornar a las canchas de futbol

Después de que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) recibió la aprobación del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) para que pueda cumplir con los torneos de Segunda Categoría y Superliga Femenina, el Club Femenino San Miguel de Ibarra ya se organiza para la vuelta a los entrenamientos.

Reunión
Directivos del club, jugadoras, padres de familia, médicos y cuerpo técnico el último domingo mantuvieron una reunión. El objetivo fue armar el plan y los protocolos de bioseguridad para el próximo miércoles 15 de julio, día en que el equipo aspira regresar a los entrenamientos.

Desde ayer, según explicó el entrenador imbabureño Iván Avellaneda, uno de los técnicos del único equipo femenino imbabureño en la Superliga Ecuatoriana, el doctor José Bossano empezó a sacar fichas médicas a las jugadoras. Este proceso se realizará en grupos muy reducidos.

El próximo 9 de julio se espera que las jugadoras se sometan a las pruebas de Covid-19. Una vez que se tengan los resultados se sabrá con quienes sí se podrá contar para retomar los entrenamientos.
Avellaneda espera contar con todas sus dirigidas y, desde ya, anunció que no será fácil, ya que no es lo mismo entrenar en la cancha que en el hogar mediante sesiones virtuales como lo estuvieron haciendo durante el aislamiento.

Medidas
A las jugadoras les dotarán de dos uniformes más. Es decir, según el entrenador local, tendrán cuatro juegos de uniformes para cada vez que les toque cumplir con los entrenamientos.
Las futbolistas también tendrán varias prohibiciones: no podrán ingresar a las instalaciones del Complejo Deportivo de Liga San Miguel de Ibarra, donde cumplirán nuevamente sus entrenamientos, con teléfonos celulares, anillos y aretes.

En las instalaciones del escenario también se instalará un punto de desinfección. Las jugadoras tendrán que pasar obligatoriamente por ese punto.