Da Dignidad

ivan pabonEs una campaña que hace aproximadamente unos 6 años inicia el Ministerio de Inclusión Económica y Social y está orientada a eliminar la mendicidad en el país. ¿Ha dado resultado esta campaña?, probablemente sí, porque si retrocedemos el tiempo, hace unos 10 años, en temporada navideña se veía a mucha gente a los costados de las carreteras con las manos estiradas pidiendo “navidad” a los vehículos que pasaban, básicamente por los pueblos y comunidades del sector rural; hoy se podría decir que esto se ha reducido en un 90%.

Considero que el éxito de esta disminución no se debe únicamente a la campaña “DA DIGNIDAD”, sino a también a otros programas y medidas como el bono de desarrollo humano que de alguna manera ha favorecido enormemente a vivir con un poco de dignidad a aquellas familias con extrema pobreza. En el caso de  las comunidades afroecuatorianas del Valle del Chota y cuenca del río Mira, por décadas en esta zona, durante el mes de diciembre era casi imposible transitar debido a la gran cantidad de piedras, palos o más conocidas por esta población como “cadenas” que las ponían por lo menos cada 10 o 20 metros. Esta mala costumbre, se ha venido erradicando gracias al trabajo de los líderes de las mismas comunidades con el apoyo de la gobernación, municipios,  las UPC (Unidades de Policía Comunitarias) y las empresas del sector como hosterías y restaurantes, que han aportado para la dotación de uniformes deportivos, un juguete y una funda de caramelos. La estrategia utilizada por los líderes fue organizar campeonatos intercomunidades de fútbol por edades o categorías, facilitándoles uniformes, balones y arbitraje, de esta manera los muchachos, que prácticamente estaban en vacaciones escolares, se dedicaban a realizar la actividad que más les gusta: el fútbol. A esto se ha sumado en los últimos tiempos el bono de desarrollo humano que ha permitido asegurar por lo menos la alimentación en los hogares más pobres no solo de la zona norte del Ecuador sino de toda la población ecuatoriano de estrato pobre. Hoy por hoy, las condiciones de vida de esta población ha mejorado y casi ya no se ve estos obstáculos en las carreteras, en este sentido, podría manifestar que la navidad se la está viviendo con más dignidad en relación a años anteriores.

 

Iván Pabón Chalá
paboni2005@yahoo.es