Curarse En Salud

myriam valdiviesoMe estremecí al leer una crónica sobre el comportamiento de los niños mexicanos que viven en las zonas de influencia del narcotráfico; por efecto de imitación quieren ser como los “narcos”, vivir como ellos, alcanzar el poder y llegar a disponer de la vida de los demás a su antojo. Este es un fenómeno social nuevo en donde los niños en su imaginario colocan a los narcotraficantes como sus súperhéroes, como el ideal o el modelo a seguir.El hecho según la crónica llega a extremos de asumir actitudes desafiantes e intimidatorias con los maestros de escuela, a quienes se les advierte que cualquier llamado de atención puede ser “cobrado” por sus familiares que son integrantes de los distintos carteles. Sin duda esta realidad tiene conmocionada a la sociedad mexicana que día tras día se maniata frente a los tentáculos del narcotráfico. Como este es un fenómeno en ascenso llegó a escenarios insospechados, el de la niñez que sacrifica su inocencia en un entorno en donde lo que prevalece es la violencia. Siempre se afirma que es mejor curarse en salud, y de esta circunstancia mexicana nuestra sociedad puede sacar varias conclusiones para prevenir o evitar que hechos como éstos empañen nuestra vida en comunidad; ahora que el deterioro social está en una fase intermedia se puede aún aplicar procesos de prevención de la violencia en sectores donde sabemos hay condiciones de vulnerabilidad dada la pobreza, la ignorancia y la desestructuración familiar. Mejora de las condiciones de vida con generación de empleo y microempresa, acceso a la educación y las artes, campañas de sensibilización, orientación familiar, políticas masivas de uso del tiempo libre, mejor educación basada en construcción de valores, mayor despliegue de humanismo y ecología, entre otros; son aspectos que contribuirían a detener en algo esto que parece convertirse en una anti humanidad. La sociedad de consumo repleta de ofrendas mágicas para curar las crisis existenciales con compras también contribuye al deterioro de este ser humano que se sume cada vez más en el alcohol y la droga, en la vaciedad del ser.


Myriam Valdivieso Cox
mival63@yahoo.com