Curan al paciente con una sonrisa

Ibarra. Caritas pintadas, mandiles coloridos, pelucas, narices rojas sorprendiendo en cada habitación y sobre todo muchas sonrisas dieron un toque diferente al hospital San Vicente de Paúl, HSVP, los denominados “clowns hospitalarios” que por segundo año, visitaron esta casa de salud como parte de la campaña institucional “Yo Amo mi Hospital”.

Objetivo. Sonreír puede parecer algo común y corriente, pero sus efectos son sumamente positivos para el bienestar humano. En este contexto un grupo de jóvenes del Colegio Juan Pablo II, Violín Rojo Circo Social, Campamentos Ecuatorianos Fe y Alegría CEFA y Clown Otavalo, visitaron el hospital San Vicente de Paúl, cuyo objetivo tiene demostrar el desarrollo de la risa como terapia curativa, aprovechando sus beneficios, facilitando la relajación y la recreación en la fuente de creatividad, inspiración e imaginación a la hora de ayudar a quienes los necesitan.

Amor por lo que hacen. Para Pablo Ponce, “Cuerdita y parte de Violín Rojo “ las sonrisas que nosotros traemos siempre irán donde la gente más lo necesite, sea un hospital, asilos, orfanatos, lugares conflictivos, donde la gente este deprimida, sienta rabia, angustia, donde sea que falte una sonrisa ahí estará un payaso, un amigo para estrechar la mano, para contarte un cuento, para regalarte una sonrisa, para disfrutar de la vida así sea por un instante, esta misión debe ser mía, de ellos y todos para mejorar el alma y el cuerpo”.

Felices y agradecidas. Para María Alvear, paciente de provincia de Carchi, la visita del clown fue algo muy grato en especial para su familiar que ya llevaba 3 días en esta casa de salud y fue una sorpresa ver el ánimo de los jóvenes “recargaron mis energías tanto físicas como espirituales”, concluyó. De igual manera Martita Teanga, abuelita de Joselyn una niña de 4 años, mencionó que iniciativas como esta cambian el ánimo y mejoran la salud de los pacientes. “La verdad que estar día y noche encerrado sin ver el mundo afuera crea depresión, angustia y desesperación pero si los niños tienen este tipo de incentivos por un momento tanto niños como adultos nos olvidados de las enfermedad y la situación que atravesamos, curan el alma con una sonrisa”, concluyó algo emocionada.

Más detalles. Esta es una campaña institucional que la lleva a cabo la Unidad de Comunicación cuyo objetivo es fortalecer el sentido de pertenencia y amor al trabajo que desempeña cada uno en los actores que conforman el HSVP y de los miles de usuarios de los servicios de salud.

“La misión fundamental de estas estrategias educomunicacionales es humanizar aún más la atención a los usuarios y pacientes, cumpliendo con la calidad y calidez de los servicios de salud”, manifestó Lyther Reyes, gerente del hospital.

Además de esta campaña se ha realizado también la de La Ternura También Cura, cuyo objetivo es potenciar el Buen Trato, tanto del personal de salud al usuario como viceversa.

Narices rojas sorprendieron a los pacientes en cada habitación del Hospital San Vicente de Paúl.
Los clowns hospitalarios durante su paso por las instalaciones del hospital.