Cultura, historia y tradición

Mira. Dialogar con los historiadores de Mira, es adentrarse a conocer la identidad cultural de la historia del Balcón de Los Andes que camina en el proceso social y Rosa Cecilia Ramírez, docente e historiadora, sumerge su investigación en su libro Memorias de Mira.
“Mira se encuentra a 2400 metros sobre el nivel de mar, es un pueblo antiguo que data desde el año 1548 como un poblado español conocido con el nombre de San Nicolás de Mira, desde donde  ha recorrido la conquista, la colonia, la independencia, viviendo al ritmo de la patria”, señaló Rosa Cecilia Ramírez, escritora.

Historia.  Mira tiene un sinnúmero de hitos especiales en su historia. En 1744,  con la llegada de la Misión Geodésica Francesa a Quito, llegó a Mira un grupo designado a ubicar un observatorio en el Pueblo Viejo de Mira para la medición del cuadrante del meridiano terrestre, lo que hace de Mira un marco importante en cuanto a su ubicación geográfica.

El origen de sus seudónimo. Mira se le conoce como la Imponente Terraza Carchense, Altar del Cielo, Atalaya de los Andes y el más conocido como El Balcón de los Andes, nombre asignado por el periodista chileno Fernando Villarroel quien llegó a Mira a realizar su trabajo previo a la cantonización de Mira y se le conoce así ya que se encuentra a las faldas del cerro Iguán, lo que permite ver elevaciones de las provincias de Imbabura y Carchi entre ellas el Cayambe, el Imbabura y otros lugares.

La parcelación. En la época de la República, el año 1949, Mira se constituyó en uno de los primeros pueblos del país que parceló una de las haciendas y fue la que perteneció a Francisco Galárraga,  ya que la gente que trabajaba allí no tenía espacio donde radicarse. Una vez logrado aquello, consiguieron el agua para el pueblo, todo fue a base de mingas.

Cantonización. Luego de pertenecer como parroquia del cantón Espejo, el 18 de Agosto de 1980 con el esfuerzo del pueblo mireño y los residentes de otras ciudades, se organizaron para conseguir la cantonización de Mira, en donde el municipio tomó la rienda de trabajar junto al pueblo, fortaleciendo las actividades participativas que cobijan el trabajo tesonero de sus habitantes.

Educación. En la zona urbana existen 2 escuelas, la institución “Rafael Arellano” y la “Policarpa Salavarrieta”. En octubre de 1968 se creó el colegio Experimental “León Ruales”, nombre que lleva el honor de Luis León Ruales quien legó propiedades  para crear este centro educativo y más tarde el 6 de octubre de 1973, se creó el Colegio Carlos Martínez Acosta.
Mira, muestra su cultura y tradición, pues desde hace 314 años se celebran las festividades en honor a la Virgen de la Caridad de Mira acompañadas de eventos como: el acarreo de la chamiza, achupalla, vísperas, lidia del novillo de bombas, entre otros.
La leyenda de Las Voladoras, viene de tiempos inmemorables, se dice que hubo mujeres muy hermosas como las de ahora, pero que sabían el arte de volar por el cielo lleno de estrellas doradas, se vestían de blanco y a la voz de “Villa en Villa sin Dios ni Santa María” iban a otros lugares a dejar y recibir información del pueblo. Eran mensajeras.