Cultivo de fresas en Tulcán diversifica el suelo

fresaEn Tulcán, a 2 980 metros sobre el nivel del mar se producen fresas de calidad que conquistan el paladar de los consumidores que las reciben a domicilio. “El desconocimiento ha hecho que los agricultores no se arriesguen a diversificar los cultivos y se hayan quedado en lo tradicional como la papa, sin saber que las fresas se adaptan a este piso climático”, dice Diana Rivadeniera, gestora de esta iniciativa. La universitaria señala que el proyecto nació hace un año como parte de su tesis de grado para obtener el título de Ingeniera en Desarrollo Integral Agropecuario en la UPEC.

UN MINERAL VOLCÁNICO
La tesis de Diana buscaba comprobar si el zeolita (mineral) incrementa el rendimiento de diferentes cultivos. La fresa fue la fruta escogida por tratarse de un producto apetecido y que no se cultiva en la provincia. Rivadeneira explicó que es necesario que los agricultores aprendan a diversificar los cultivos, porque la siembra permanente de productos tradicionales como la papa termina degradando los suelos haciendo que estos se salinifiquen e incluso se erosionen.
Al poco tiempo de iniciar su proyecto, Diana explica que los resultados de crecimiento de la planta fueron positivos, empezando a generarle ingresos económicos en base a las cosechas que hizo del producto.
En un terreno de 560 metros ubicado en el barrio San Clemente, al norte de Tulcán, la tesista cultivó 2100 plantas de las cuales en la actualidad obtiene entre 50 y 60 libras semanales. La ventaja de este proyecto, dice, es que se puede cosechar continuamente hasta por dos años. Actualmente el terreno está en un 60% de producción, al abarcar el 100%, Diana prevé cosechar hasta 100 libras semanales, 400 libras al mes.  
La calidad del fruto es óptima en sabor y tamaño por lo que empezó a ofrecer su producto a las fruterías de la localidad y a domicilio a través de redes sociales.
El tiempo de maduración de la fresas se da en dos etapas; primero a los cuatro meses el desarrollo foliar, la floración y fructificación y a los seis meses la producción. Diana clasifica su producto por tamaños y los oferta a sus clientes. Los interesados la pueden llamar al 0994661592 o contactarla por Facebook. Diana espera concluir su tesis que ya está en etapa de corrección. Diana explica que la zeolita es un mineral que ayuda a los fertilizantes a ser absorbidos de manera más fácil y mejora el intercambio y absorción de nutrientes. Este mineral lo trae desde Guayaquil. Para Diana, el desconocimiento de los agricultores es la razón principal para que este tipo de cultivos no se hayan probado en Carchi, siendo una zona apta para esta actividad.
Jenny Bastidas, propietaria de la frutería Changó, ubicada en el centro de Tulcán, es una de las clientes de Diana. La administradora  indica que la fresa es de alta calidad y durabilidad, destaca no solo su sabor, añade le llamó la atención saber que son fresas cultivadas en Tulcán. Esta frutería consume 10 libras semanales que oferta al público en jugos, batidos y postres con muy buena receptabilidad.