Cuidado de las ventanas PVC

altLa elección de las ventanas para tu casa no debe ser en absoluto una tarea fácil, ya que hay que tener en cuenta varios factores como los materiales más adecuados para la construcción, el clima y el presupuesto del que disponemos. El objetivo es que las ventanas aislen bien tu casa del frío, del calor y como no, del ruido además que sean de fácil mantenimiento.
Normalmente, se trabajaba con dos materiales, la madera y el aluminio, pero en los últimos años es el PVC el que se ha popularizado debido a su gran capacidad de aislamiento.


¿Qué es el PVC?. Disponible en un amplio rango de compuestos, el PVC ofrece una diversa y variada combinación de propiedades que lo hacen utilizable en una gran cantidad de aplicaciones en la vida moderna. El PVC o policloruro de vinilo es una combinación química de carbono, hidrógeno y cloro. Esta mezcla se traduce en una vida útil que supera los 50 años. Por ello, si durante este tiempo se quiere mantener las ventanas de PVC en buen estado, es conveniente poner en práctica una serie de cuidados. Además de no forzar ni las maniobras ni los giros de apertura, ante el riesgo de bloquear la ventana, hay que prestar atención a la limpieza de diferentes partes.  

Pautas de limpieza.  El PVC es un material inerte, no le afecta la salinidad del mar, es insensible a la humedad, y altamente recomendable en ambientes agresivos. Estas características facilitan el estado de conservación de la carpintería de PVC, pero aún así es necesario quitar la suciedad.
*Si las ventanas tienen ranuras de aireación, éstas deben mantenerse limpias y abiertas. De lo contrario, será difícil que cumplan su función.
*Los perfiles tienen que limpiarse con un paño suave, agua y jabón neutro, al menos, una vez al mes. Hay que aclarar con agua abundante para evitar que queden restos de jabón.
*Dos veces al año, conviene limpiar los elementos metálicos (herrajes) y engrasar todas las piezas móviles con aceite exento de ácidos.
*Las juntas de cierre y acristalamiento (gomas) se deben limpiar con agua y jabón neutro.
*Por otro lado, debido al cierre hermético de las ventanas, es recomendable ventilar la estancia un mínimo de dos veces al día.
*Además debe estar ajustada prefectamente entre el muro y el marco externo para evitar fugas de aire.