Cuestionamientos a paralización en Imbabura

Otavalo. Caminatas de más de una hora son las que tuvieron que realizar quienes se movilizaban ayer en la mañana hacia las afueras de la ciudad. El bloqueo de la vía E35 a la altura de González Suárez, redondel de la Magdalena y entrada norte de la ciudad no permitió el libre tránsito vehicular y cientos se vieron obligados a cruzar la ciudad a pie en busca de un automotor que los acerque a su destino.

Panorama. Según Víctor Pérez, presidente de la Unión de Taxis del cantón, 22 operadoras de taxis se reunieron con las de camionetas de carga simple y transporte escolar en la jornada. Ellos aseguran estar en contra de la reforma a la Ley de Tránsito y a la creación de nuevas operadoras de transporte en el cantón.

La compañía de Trans-porte Imbaburapak no fue parte de esta medida de hecho y el gerente Manuel Díaz aseguró que la protesta “tiene tintes políticos”.

Más de seis horas permanecieron obstaculizadas las vías en el cantón. Varias personas llegaron a la terminal para abordar los buses intercantonales y poder llegar hasta sus sitios de trabajo. Muchos lograron pasar pero Marisol Carrera, quien debía cumplir una diligencia en la ciudad de Ibarra no lo logró.

Ella viajaba desde Cayambe. La protesta de los transportistas le obligó a caminar y a hacer trasbordos desde el redondel de González Suárez. “No estoy de acuerdo con que cierren las vías porque se juega con el tiempo de todos”, dijo.

A pie y en bicicleta, algunos ciudadanos se movilizaron de esta manera por las calles de la ciudad en la jornada de protesta de ayer.
La compañía Imbaburapak no fue parte de la protesta. Varias unidades dieron servicio a la zona rural del cantón.