Cuatro mil artesanos calificados tiene Imbabura

artesanosHoy se conmemora el Día del Artesano Ecuatoriano. En Imbabura son 4 mil agremiados y avalizados por la Junta de Defensa del Artesano. Para ser reconocido como tal, el ciudadano debe tener un título a nivel artesanal otorgado por los centros de formación o gremios en las diferentes ramas.

“Nosotros somos un ente regulador, según la ley que fue promulgada en 1953, promovemos que los artesanos gocen de los diferentes y beneficios que esta ley otroga”, dijo Mónica Obando técnica provincial de la Junta de Defensa del Artesano en Imbabura.

Entre los beneficios que ellos tienen está la facturación que pueden hacer con tarifa cero, la declaración de sus impuestos cada seis meses, entre otros. “Al momento en la provincia existe un promedio de cuatro mil artesanos, debidamente certificados por la Junta de Defensa del Artesano”, dijo Obando.

La funcionaria explicó que existen 184 ramas artesanales, en las cuales están distribuidos todos los artesanos, lo que implica que cada rama tiene entre sus filas a 22 miembros en promedio. Obando dijo que no hay una rama que se pueda considerar como la más numerosa en la provincia.

“Esto ha hecho que los artesanos sean considerados no sólo como los artífices de la construcción, avance y desarrollo de nuestros pueblos y ciudades, sino también como una carta de presentación ante el mundo, porque cada uno de sus productos confirma que es “hecho en Ecuador”, dijo Roberto Caicedo artesano de Atuntaqui.

INEC Según el último censo del 2010, la provincia de Imbabura del total de su población generadora de economía, hablando específicamente de hombres, el 23, 4 % está compuesta por artesanos, en donde se encuentran también operarios y oficiales ubicados en las distintas ramas.

En el caso de las mujeres el porcentaje de la presencia en el campo artesanal es del 23, 0%. Para Edwin Ruales presidente de la Junta de Defensa del Artesano en Imbabura, este grupo de la población que genera economía está más consolidado que nunca.

“Debemos decirles a todos que el artesanado está en aumento y unidos. Hago la invitación para que los artesanos independientes legalicen su situación y se amparen con la ley promulgada hace 62 años, ya que al momento somos cuatro mil artesanos reconocidos, pero aún hay muchos más que como digo son independientes”, dijo Ruales.

“Quienes deseen registrarse de forma autónoma, tienen que tener al menos siete años de experiencia, no ser menores a 22 años de edad y tener su taller funcionando al servicio del público”, dijo el presidente de la Junta del Artesano en la provincia.

Recordó que en Imbabura existen artesanos distribuidos en todas las ramas (184). “Hay personas que han dejado sus profesiones, que inclusive tienen título de tercer nivel, para pasar a ser parte nuestro gremio siguen el curso de titulación, por nueve semanas y les damos la certificación”, dijo.

Rossy Calderón, propietaria de Creaciones Calderón, comentó que se siente orgullosa de ser artesana, profesión que desempeña desde hace 25 años. Esta modista dice que un artesano debe tener paciencia, ser tolerante, constante para que la labor que desempeña tenga éxito. Asimismo, afirma que por sobre todas estas cualidades al artesano debe gustarle su trabajo, para hacerlo bien.

A NIVEL NACIONAL La mitad de las microempresas o unidades económicas populares, en Pichincha, Guayas y Azuay se crearon en el período 2007 – 2010. Estas se multiplican en períodos de crisis, principalmente en el comercio, como una forma de subsistencia familiar, como las que vivió el país en 2008 – 2009. En períodos de auge, 2010 – 2011, proliferaron en manufactura y servicios.

A pesar de que mucha gente acude a ellas para compra de un bien o la prestación de un servicio, como los señalados, han estado invisibilizadas y olvidadas por los gobiernos, que no las han apoyado, más bien han sido marginados del impulso gubernamental. En el país, las microempresas están presentes en las principales actividades económicas.

Se ubican, según el número de establecimientos, en el comercio 55.6%, en servicios 34.7% y manufactura 9.5%. En el primero, predominan los locales de ventas al por menor, siendo su mayoría tiendas de barrio. En servicios, hay plomeros, electricistas, reparadores de electrodomésticos, relojes, radios y TV, peluquerías, gabinetes de belleza, mecánicos, etc. En manufactura, predominan talleres de calzado, muebles, sastrería, modistería, panadería, etc.

Son una fuente de ingresos de casi la mitad de la PEA. Se distribuyen en la Sierra el 53%, en la Costa 42.1% y muy pocas en la Amazonía y Región Insular. O sea, están a lo largo y ancho del país, sobre todo, en las principales ciudades. En Quito hay 93.406, en Guayaquil 81.598 y en Cuenca 26.696. IMPORTANTE La mitad de las microempresLa Calificación Artesanal es la certificación que concede la Junta Nacional de Defensa del Artesano a los Maestros de Taller o Artesanos Autónomos. Los Maestros de Taller deben solicitar periódicamente a la Junta Nacional de Defensa del Artesano la recalificación artesanal, ya que la no renovación de ésta tiene como consecuencia que los Artesanos se desamparen de la Ley de Defensa del Artesano y por tanto del goce de los beneficios que ésta les concede.

Hecho por Manos Ecuatorianas, es un sello que identifica a productos y servicios de excelente calidad hechos exclusivamente por Artesanos Ecuatorianos. El objetivo principal de esta herramienta es fortalecer la producción, promoción y comercialización de los productos y servicios hechos por Manos Ecuatorianas, otorgándoles valor agregado y mayor visibilidad, facilitando así su ingreso a nuevos mercados.

Se pretende además incentivar y apoyar una forma de producción comprometida con la cultura Artesanal, con su historia, su conocimiento, su tradición y sus valores. El Sello Distintivo Hecho por Manos Ecuatorianas, busca mejorar la gestión productiva y comercial de los Artesanos con el respaldo de una marca como eje de la promoción, comunicando una nueva visión que transforme, revitalice y motive el consumo de productos Artesanales de calidad.