Cuatro horas para nunca olvidar

El olor a gas lacrimógeno nuevamente se percibió en los exteriores de la Unidad Educativa Teodoro Gómez de la Torre.

Alumnos de ese plantel y miembros de la Policía Nacional protagonizaron enfrentamientos en plena vía pública.

Los estudiantes reclamaron una mejor calidad de educación como también de infraestructura. La manifestación duró cuatro horas.

Llantas fueron quemadas en los exteriores de la institución educativa. Algunos estudiantes con cartelones en mano solicitaron que se mantenga la tradición y el apelativo de “Patrón”.
El agua que salió del ‘trucutú’ de la policía no impidió para que los alumnos dejen de lanzar objetos en contra de los uniformados.
Un grupo de policías se protege ante la arremetida de los estudiantes que lanzaban piedras y palos.
Piedras y palos fueron los objetos que los estudiantes utilizaron para lanzar a los elementos de la Policía Nacional.
Alumnos estuvieron en alerta a la llegada del grupo de policía quienes intentaron establecer el orden en las afueras del colegio.