Cuatro fotorradares para la ciudad

pag-5Cuatro fotorradares se instalarán en Ibarra. El objetivo es reducir el índice de siniestros de tránsito y mortalidad. Hoy a las 10:00 los equipos se entregarán por el alcalde de Ibarra, Álvaro Castillo en la Plazoleta Francisco Calderón.

La Empresa Pública de Movilidad del Norte, MOVIDELNORT EP, realizará la diligencia y los sensores de velocidad se ubicarán en sitios estratégicos de la urbe y uno más adicional funcionará como equipo móvil itinerante de control. Aquellos conductores que rebasen en límite de velocidad permitido por la ley en el casco urbano serán sancionados a partir de la primera semana de noviembre. Alberto Buendía, gerente general de MOVIDELNOR EP, indicó que la aplicación de los fotorradares tiene como objetivo salvar vidas. Esta disposición está dispuesta desde las directivas de la Organización Mundial de la Salud, en la que se estipulan cinco áreas específicas de actuación, siendo una de estas el control de la velocidad por medio de dispositivos. Buendía sostuvo que el uso de los equipos de regulación son la manera más correcta y efectiva de minimizar las lesiones y reducir el número de personas fallecidas a causa de accidentes de tránsito ocasionados por personas que irrespetan el límite de velocidad en las calles y carreteras. El funcionario desmintió que el objetivo de este proyecto sea la recaudación de dinero generado por las multas. “Lo que buscamos es erradicar el comportamiento de muchos conductores que pisan el acelerador más de lo debido. En el mundo, está demostrado que los radares son grandes reguladores de la siniestralidad vial”, dijo. DESTINO DE FONDOS En cuanto a los montos recabados por las multas emitidas, la Empresa de Economía Mixta, TRAFFICNOR C.R.M, de la que MOVILDENOR EP, es socia en un 51.5%, destinará el 5% de las utilidades de la parte privada al fortalecimiento del proyecto operativo de parque vial, enfocado para la educación en temas de seguridad vial con estudiantes de instituciones primarias y secundarias. ACCIDENTES El irrespeto a la velocidad forma parte del índice de accidentabilidad registrados en esta cantón. A ello se suma el consumo de bebidas alcohólicas, que también suman un importante registro de responsabilidad en los siniestros viales. Moradores de los sitios donde han ocurrido accidentes piden mayor control.