Cuatrillizos de padres imbabureños en observación de neonatología, en Quito

Otavalo. Zaid, Bladimir, Jácome y Jorge son cuatro hermanos que llegaron al mundo el 12 de septiembre. Sus padres, Gladys Fernández y Clemente Chávez, oriundos de Cotacachi, dieron a conocer esta noticia. A través de una entrevista vía telefónica Clemente expresó su felicidad y orgullo al tener los cuatrillizos.

Antes de llegar al hospital Nueva Aurora ‘Luz Elena Arismendi’, en la capital del país, la mujer de 39 años de edad también recibió atención médica en el hospital San Vicente de Paúl, en Ibarra.

Seis hijos. Clemente regresó el viernes en la noche a Otavalo y mencionó que su esposa permanecerá en Quito dos o tres meses más.

La pareja tiene también dos hijas, una de 6 y otra de 8 años de edad.

Clemente contó que esperaban tener al fin un varón, pero salieron cuatro. Señaló que en un principio los médicos les habían dicho que eran tres niños, pero al hacerse Gladys otra ecografía, le confirmaron que esperaba cuatro bebés.

Clemente y Gladys son de Cotacachi pero en Otavalo viven unos 10 años.

La pareja espera contar con el apoyo solidario de la ciudadanía, ya que son de escasos recursos económicos.

El hombre de esa familia, Clemente, no cuenta con un trabajo estable pero aseguró que puede hacer cualquier labor cuando lo llamen, aunque normalmente se dedica a las construcciones. Mientras que su esposa, en cambio, es ama de casa.

Proceso. Según un comunicado oficial del hospital Nueva Aurora, los bebés nacieron bajo el procedimiento de cesárea a las 29 semanas de gestación, por lo que siguen en observación en el Servicio de Neonatología y la madre en recuperación en Centro Obstétrico. Se formaron cuatro equipos pediátricos y un equipo gineco obstétrico.

Durante el proceso estuvo presente el padre de los bebés. Gladys ingresó a esta casa de salud el miércoles referida desde Ibarra, para ser asistida por su condición de riesgo en su embarazo. Wilson Merecí, director asistencial del hospital, explicó que se trata del primer caso de cuatrillizos.

Vivienda. La familia Chá-vez Fernández vive cuidando una casa prestada en Otavalo. Clemente dijo que necesitan pañales, leche, ropa e incluso una vivienda más grande para poder cuidar a sus seis hijos.