Cuarta etapa del Juventudes se corrió con tráfico abierto

Ibarra. La Vuelta Ciclística al Ecuador Juventudes llegó ayer a Ibarra en medio de un caos vehicular. Los pedalistas de edades entre los 15 y 17 años de edad, sortearon autos, transeúntes y hasta vendedores ambulantes para llegar a la meta, que estuvo pactado en el parque Pedro Moncayo.

Germán Montalvo, organizador del giro, aseguró que no existió control del tránsito. En esas condiciones los 110 pedalistas cumplieron con el tramo entre Tabacundo e Ibarra sobre una distancia de 82 kilómetros. El ganador de la etapa en la categoría juvenil fue Felipe Calvo de Risalda, Colombia.

Reacción. Los escarabajos salvaron el día en medio del tráfico. Marco Llano de Machachi es padre de Paula quien aseguró que su primogénita estuvo a punto de ser arrollada en cuatro oportunidades en la etapa de ayer. En tono enojado reclamó a los organizadores de la vuelta.

“Que pena ver una Vuelta sin Policía Nacional, agentes de tránsito ni señalización. Solicito a los organizadores que exista mayor control en la Panamericana y al interior de la ciudad”, dijo Llano.

Génesis Rodríguez ciclista de Imbabura, también hizo su observación a los organizadores, pues ella dijo que no existió una total seguridad. Sin embargo Germán Montalvo, organizador, manifestó que existió el plan de contingencia y la coordinación.

Natalia Muñoz (c) ganó la etapa en damas élite. Le acompañaron Myrian Nuñez (i) y Tatiana Ducuara.
La imbabureña Génesis Rodríguez, se puso la camiseta de líder en la categoría damas unificada.
Natalia Muñoz del equipo Risalda sufrió una caída al pasar la línea de meta, pues un vehículo se cruzó y la ciclista cayó.