Críticas en las Cámaras por decisión de última hora de que 1 de Mayo sea festivo

Quito. Algunas cámaras de comercio y organizaciones empresariales de Ecuador criticaron este martes como una decisión contraproducente, la de declarar el 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajo, como festivo recuperable, según anunció el lunes el Gobierno del presidente, Lenín Moreno.

De acuerdo a la legislación ecuatoriana, esta jornada había pasado al viernes 3 de mayo como festivo no recuperable, pero el presidente decidió, tras un zigzagueo en el cual declaró primero media jornada festiva el 1 de mayo, que pasara a ser considerada como un día libre completo, tanto para trabajadores de la función pública como de las empresas privadas.

El Consorcio de Cámaras de la Producción de la provincia de Tungurahua (centro) mostró en un comunicado su “malestar e indignación” por la decisión “unilateral” que tomó el Gobierno, sin consultar a los diferentes agentes económicos.

“Es deber de las autoridades gobernar en beneficio de todos los ecuatorianos y no favorecer a ciertos grupos en detrimento de la mayoría de ciudadanos y productores que queremos trabajar”, lamentó la agrupación.

La Cámara de Comercio de Cuenca (centro-sur), por su parte, censuró en otro comunicado que “las paralizaciones que por uno u otro motivo se dan sin una planificación previa y coherente”.

Al mismo tiempo, requirieron al Ejecutivo “trabajar y tener certezas en todos los ámbitos”.

De forma paralela, el Comité Empresarial Ecuatoriano criticó la “improcedencia” de la decisión ejecutiva porque la ley ya estipula el 3 de mayo como festivo no recuperable, tal y como sucede con otras fiestas cívicas en el país.

“Ampliar el asueto a una jornada completa cuando en la misma semana, de conformidad con la legislación vigente, ya había otro, es totalmente contraproducente”, criticaron los empresarios.

Tanto los productores tungurahuenses como los empresarios y los comerciantes cuencanos coincidieron en destacar que, ante la situación económica que atraviesa el país, es necesario que se trabaje y se produzca para abandonar la crisis que se vive.

Es más, los empresarios aseguran que esta decisión es una “señal no solo equivocada, sino también de flaqueza”, que ha generado dudas sobre “el liderazgo” del Gobierno para hacer frente a la crisis económica que vive la nación andina.

Entretanto, el Consejo de la Judicatura anunció que la atención en todas las oficinas de la función judicial se cumplirá “con normalidad” durante este 1 de mayo, desoyendo el decreto ejecutivo.

“La decisión se adoptó en consideración de que, a nivel nacional, están programadas más de 8.000 audiencias para este miércoles. El objetivo es que estas diligencias no sean suspendidas y no se afecte el servicio de justicia”, indicó en un comunicado la institución rectora de la justicia en el país.

Según el decreto ejecutivo firmado y promulgado este lunes, “se deberá garantizar la provisión de los servicios públicos básicos, en los cuales las máximas autoridades de las instituciones, entidades, organismos del sector público deberán disponer que se cuente con el personal mínimo que permita atender satisfactoriamente las demandas de la colectividad”.

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) ha convocado para mañana, miércoles, a una de las principales marchas por el Día del Trabajo en Quito, en el sector conocido como El Guambra (niño en quichua), uno de los accesos al casco histórico.

El año pasado, Moreno declaró apenas con una antelación de cuatro días que el 1 de Mayo era festivo nacional creando un puente vacacional de cuatro días unido al fin de semana, medida que fue duramente criticada por distintos sectores sociales por la falta de previsión.