Cristian Grijalva se escapó de morir en un río de Imbabura

cristian grijalva
Ibarra.- Cristian Grijalva nunca olvidará el pasado ocho de enero. Ese día, el joven profesional tuvo una segunda oportunidad de vivir.

Relato Un paseo familiar casi se convierte en una tragedia, ya que la familia Grijalva Moya estuvo a punto de perder a uno de los suyos arrastrado por las aguas del río Lita.

Cristian, de 29 años, accedió a conversar con un equipo de diario EL NORTE para contarnos qué fue lo que vivió el pasado ocho de enero de 2017, cuando burló a la muerte.

“Era domingo y alrededor de la 13:20, después de almorzar, se nos ocurrió salir a pasear con toda la familia. Nos trasladamos hasta el río Lita, con el objetivo de distraernos”, relata el sobreviviente, quien insiste en que con la naturaleza no se debe jugar.

Alrededor de las 15:20, los viajeros llegaron al río Lita para disfrutar de sus aguas. Pero cuando era hora de regresar a casa, Cristian decidió cruzar el afluente de una lado al otro, porque no era la primera vez que lo hacía. Sin embargo, hubo un instante en que las aguas del río empezaron a crecer y lo empezaron a arrastrar.

Desesperadamente trató de salir a flote, ya que sabe nadar, pero las aguas eran más fuertes y lo siguieron arrastrando como si fuese, según cuenta él, un pedazo de papel.

Cerca de cuatro minutos duró ese horro, hasta que 1 500 metros después de ser arrastrado, logró tomar una delgada rama que le ayudó a salvar su vida.

Luego de ser rescatado de las aguas del río Lita, Cristian fue trasladaron hasta al Sub Centro de la parroquia, donde fue evaluado y posteriormente llevado hasta las instalaciones del hospital del IESS.
En la casa de salud, el joven estuvo 12 días, con el fin de evitar alguna complicación en su salud. Ahora, Cristian se siente agradecido por tener una nueva oportunidad para disfrutar la vida.