Crisis de temor y de angustia

Ibarra. Un ataque de pánico es una crisis donde la persona experimenta elevados niveles de angustia y ansiedad con intensos pensamientos aterradores de que algo grave puede ocurrir. Se conoció que estos trastornos son más comúnes en las mujeres que en los hombres.

Experta. Martha Guerra, psicóloga, dijo que los ataques de pánico generan en la persona un estado mental y neurofisiológico en el que se experimenta un miedo muy intenso que suele aparecer repentinamente y puede durar desde minutos hasta horas.

En cuanto a los síntomas, la psicóloga manifestó que pueden ser falta de aliento, palpitaciones, opresión o malestar torácico, sensación de atragantamiento o asfixia, miedo o perder el control.

Tratamiento. “El paciente aprende durante la terapia que los síntomas de ansiedad que puede sentir al realizar estas actividades pueden ser controlados y no tienen por qué convertirse en un ataque de pánico”, dijo.

El psicólogo ayuda al paciente a recuperar su confianza, a controlar los síntomas y a perder el miedo a sufrir un ataque. Los afrontamientos suelen ser paulatinos y nunca forzados, por esto es importante acudir a un especialista.