Crisis como mecanismo de gobierno

En los ambientes democráticos, las teorías de las restricciones que pueden configurar agudas crisis, suelen ser patrocinadas inteligentemente por los que mandan a razón de justificar cambios bajo su marca, impregnada inclusive en la desorientación social.

¿Hacia dónde caminamos? ¿Cuál es la opción real de mejora en la calidad de vida? En los países de oriente, consideran a este tipo de ruptura como oportunidad genuina para elevar los estándares de vida del conglomerado. La búsqueda emerge del germen de la aspiración de un pensamiento que no se abstrae de la compleja realidad. Esto implicaría en nuestro medio superar el quebrantado accionar y poner el trabajo transparente en los procesos orientadores del desarrollo social, no seguir cohesionando a un segmento de los habitantes en los beneficios de los subsidios, hay que exigir un trato dignificante y no dadivoso a intereses de los actores del poder político. Se anuncia en el área petrolera el –set up- de la refinería de Esmeraldas, lo que vendría a mover el piso de las finanzas públicas, no hay otra alternativa elevar la presión tributaria, cargar de más impuestos a la población. Si en un país el ámbito económico, político y social son tratados independientemente de la unidad exigida en un liderazgo de estado, se van formando cuellos de botella que atraen inequidades. Es de cuidado y de alerta que los escenarios del pasado vayan salpicando al cambio ofertado, no se trata de que cambien solamente los actores, sino dar al país concreciones a sus necesidades, generar empleo productivo, la gente clama por un trabajo. Se genera un espectro social de incertidumbre cada vez que se anuncia eventos electorales, como el llamado a consulta popular, por la ineficaz acción de las instituciones responsables de hacer algo por la patria, esto capitaliza el gobierno y les sumerge más en la desconfianza popular y airoso aparecen los postulados de legitimar un cambio en las urnas. Ojalá no sea más de lo mismo.

 Otto Ayala Trujillo
oayalat2009@hotmail.com